Revire del 01 de marzo de 2019

Según datos oficiales (SESNSP), durante el pasado mes de enero fueron asesinadas en el país 304 mujeres. De ese total, 75 (el 25%) fueron catalogados como feminicidios. La cifra es terrorífica, significa que diez mexicanas perdieron la vida de manera violenta. El gobierno debe dejar de lado su pasividad e ineficacia y garantizar incondicionalmente la seguridad a niñas, jóvenes, y adultas. En la República, la mitad de la población está conformada precisamente por mujeres. No se puede entender a una nación sin el valioso aporte, en todos los sentidos, del sector femenino. El Estado tiene la obligación de evitar que más damas sigan siendo asesinadas, las causas no importan. La brutalidad en contra de las mujeres también es responsabilidad de la sociedad. Desde el momento en que se permiten agresiones por “leves” que sean, inicia un círculo vicioso que muchas veces es mortal para cientos o miles de ciudadanas. Alto al abyecto comportamiento.   

Add This: