Revire del 01 de julio de 2022

Ha reñido con prácticamente todos los sectores de la sociedad. Empresarios, médicos, clase media, intelectuales, la UNAM, periodistas críticos, funcionarios estadunidenses, académicos, adversarios políticos, expresidentes, en fin, con cualquiera que ose disentir de él. Así es Andrés Manuel López Obrador, hoy presidente de México, raudo para descalificar, estigmatizar, amenazar, vociferar y alterar en su discurso todo aquello que no le conviene. Al catálogo de quienes han sufrido tales afrentas palaciegas, ya fueron sumados los dirigentes de la Iglesia católica. Pero como el contenido estaba incompleto, el mandatario incorporó también a la comunidad judía del país. Las afrentas crecen y en política nada se olvida. Todo se cobra en el momento necesario. A López Obrador lo pone furioso el hecho de que lo critiquen y exhiban sus desatinos y mentiras. De inmediato arremete en contra del atrevido. La virulenta conducta de AMLO sólo polariza.  

Add This: