Revire del 01 de febrero de 2019

La forma en que está gobernando Andrés Manuel López Obrador, acentuó más la división y polarización entre los mexicanos. 30 millones de votantes apoyan incondicionalmente al tabasqueño. Permanece en plenitud la luna de miel. Quienes no sufragaron por AMLO, diariamente expresan su inconformidad y no dudan en señalar los errores del Ejecutivo. Todo esto en el marco de la incipiente democracia nacional. Se vale discrepar y criticar, es un derecho inalienable de la ciudadanía. Lo que es inadmisible son las amenazas al mandatario vengan de donde vengan. Principalmente si provienen de aquellos que se encuentran fuera del marco de la ley. Y la sociedad entera debe cerrar filas en torno al Presidente de la República. A nadie beneficia que se pudiera atentar contra López Obrador. Las consecuencias serían desastrosas para nuestra nación, ya de por sí con enormes problemas por solucionar. No más violencia.

Add This: