Quieren que autoridades apliquen sanciones a las aerolíneas por demoras y mal servicio

Quién haya tenido que viajar en avión, ya sea de placer o por trabajo, seguramente ha podido constatar la deficiencia y baja calidad en los servicios prestados por parte de las empresas dedicadas al transporte comercial de pasajeros.

Tan sólo durante el año 2015, el promedio de aerolíneas mexicanas que realizaron aterrizajes o despegues fuera del horario programado fue de 38 por ciento, en el que destacaron Viva Aerobús con 46 por ciento, Interjet con 40 por ciento y Aeroméxico con 37 por ciento.

De igual manera, el porcentaje de los vuelos fuera de horario pasaron de 33 por ciento, en mayo de 2014, a 43 por ciento en mismo mes de 2015. En 2015, el índice de puntualidad muestra que las aerolíneas Magnicharters, Viva Aerobús y Volaris registraron un promedio de demoras imputables del 20, 28 y 21 por ciento, respectivamente, y no les fue retirado ningún horario.

Por ello, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhortó este miércoles al Ejecutivo federal y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a que implementen mecanismos de transparencia que permitan a los usuarios de transporte aéreo conocer las causas de los vuelos demorados y que se apliquen las sanciones correspondientes a las aerolíneas en caso de causas imputables a ellas.

Durante la temporada vacacional de Semana Santa y Pascua 2016, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recibió 880 quejas en los módulos ubicados en las terminales 1 y 2 del Aeropuerto Internacional de la Cuidad de México (AICM), principalmente por sobreventa de boletos, cancelaciones, demoras y retardos en la entrega de equipajes.

El llamado del poder legislativo busca terminar con las múltiples molestias que provocan a los pasajeros los retrasos, cambios de salas, sobreventa de boletos, cancelaciones, reprogramación de vuelos, pues las autoridades tienen que poner orden, “porque nadie les llama la atención a las aerolíneas” señala el documento.