Propone Morena regular venta de tarjetas SIM para frenar extorsión telefónica

Un estudio realizado por Asociación Nacional de Telecomunicaciones confirmó que la mayoría de las extorsiones se cometen en centros penitenciarios y encontró, en siete de ellos, que 90 por ciento de equipos sospechosos utiliza más de una tarjeta SIM, en un rango de dos hasta 78 tarjetas.

Se realizaron por semana 40 mil 496 llamadas en promedio. De los números analizados se registró que tan solo un usuario hizo 2 mil 457 llamadas en una semana; además, de un solo equipo con dos tarjetas SIM, se realizaron 3 mil 537 llamadas, precisó el senador Joel Molina Ramírez.

Por ello, el legislador presentó una iniciativa que busca regular la venta de tarjetas SIM, a efecto de reducir la incidencia delictiva del robo de celulares y la extorsión telefónica.

La propuesta plantea que los concesionarios de telecomunicaciones deberán atender y colaborar con el Instituto Federal de Telecomunicaciones en la implementación de disposiciones que regulen la venta en establecimientos autorizados de tarjetas inteligentes desmontables, usadas en teléfonos móviles, vinculadas a un número telefónico, un código de identidad de fabricación del equipo y a un usuario.

El senador por Morena señaló que según datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública, durante 2017 se cometieron 6.6 millones de delitos de extorsión en el país; de ellos, 93.2 por ciento fue vía telefónica.

Molina Ramírez añadió que el conjunto de equipos sospechosos en los siete penales, cuyo número varió cada semana, fueron la fuente de 219 mil 700 llamadas en el periodo. Consideró que con esta información “podemos dar cuenta de la problemática y afectaciones económicas que genera la comisión de estos dos delitos a la sociedad mexicana”.

Finalmente, subrayó la necesidad de que exista un mayor control sobre la venta de tarjetas SIM y su uso desmedido. Se propone que su venta se realice en lugares establecidos del comercio formal y con ello se pueda generar información de los usuarios, los equipos y las tarjetas SIM vinculadas a ellos.

La pregunta substancial es ¿por qué hay teléfonos celulares en los penales?

*Nota del editor: Foto en portada: especial Internet*