Primer año de Trump, un retroceso en la historia de los derechos humanos en EE.UU: HRW

Donald Trump es quizá para muchos estadunidenses el peor presidente en la historia de su país. La opinión es compartida por mucha gente en el mundo. Una de las mayores críticas para el republicano, es por su abierto desdén a los derechos humanos, en especial para las minorías.

“El primer año de la administración del presidente de Estados Unidos Donald Trump estuvo marcado por una fuerte retroceso en las funciones del gobierno de proteger y promover una amplia gama de derechos humanos”, afirmó este jueves Human Rights Watch (HRW) en su Informe Mundial 2018.

Para la organización mundial, una de las más influyentes en el mundo, “El gobierno de Trump hizo cambios de política que han perjudicado a refugiados e inmigrantes, menoscabado la rendición de cuentas de la policía por abuso y restringido los derechos de las mujeres, incluido el acceso a importantes servicios de salud”.

También lanzó otra dura acusación contra el líder de la unión americana: “El gobierno de Trump ha promovido políticas que colocan a las personas vulnerables en mayor peligro y quebrantan las protecciones constitucionales que ofrecen los derechos humanos a todos”, dijo Alison Parker, directora del programa de EE.UU. de Human Rights Watch.

Trump, luego de un año en el poder, es el mandatario menos popular de quienes han ocupado la Casa Blanca. Ello, sin contar los constantes enfrentamientos con dirigentes de otras naciones como Corea del Norte, Venezuela, México y Rusia, entre otros.

México ha sido un país objeto de las frecuentes amenazas del millonario peliteñido entre las que se incluyen la terminación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la deportación masiva de inmigrantes indocumentados y la construcción de un muro en la frontera entre ambos territorios.

“Las políticas de Trump han convertido a todos los inmigrantes deportables en blanco de deportación. La administración amplió los abusivos procedimientos de expulsión acelerada y los procesos penales por delitos de inmigración y tomó medidas para aumentar la detención prolongada de inmigrantes. Trump también derogó el programa de Prórroga de Procedimientos Migratorios para Personas Llegadas en la Infancia (Deferred Action for Childhood Arrivals, DACA), poniendo a los cientos de miles de inmigrantes que llegaron a EE.UU. siendo niños en riesgo de deportación.”, enfatizó HRW.

“Trump debe abandonar sus políticas abusivas y discriminatorias y respetar los derechos de todos”, señaló Parker.

*Foto: Especial Internet*