Para reducir violencia en Guerrero, necesario poner fin a la impunidad: ONU

La ONU expresó este martes su preocupación y se dijo alarmada “por las reiteradas amenazas en Guerrero contra los defensores de las garantías fundamentales y por el desplazamiento forzado que tiene lugar en ese estado”.

De forma conjunta, el organismo internacional, a través de la Oficina en México del Alto Comisionado para los Derechos Humanos y la CNDH, reiteraron la urgencia de encontrar soluciones integrales en materia de seguridad y acceso a la justicia y recordaron que para reducir los niveles de violencia es necesario poner fin a la impunidad.

Asimismo, subrayaron su inquietud por la falta de recursos de las instituciones de justicia de Guerrero para hacer frente a la situación de los derechos humanos y aseveraron que se requiere el involucramiento activo y efectivo de los tres poderes estatales, así como de la Federación, en la procuración de la justicia.

Las dos entidades también refrendaron su mensaje de solidaridad con las familias y víctimas de violaciones de derechos humanos y reafirmaron su disposición de apoyarlas en la búsqueda de verdad, justicia y reparación.

Durante su visita a Guerrero, la misión informó que sostuvo reuniones con víctimas, defensores de derechos humanos y autoridades de la entidad sureña, gobernada actualmente por Héctor Astudillo Flores del PRI. Previamente, la región estuvo bajo el gobierno del perredista Ángel Aguirre Rivero en cuya administración aumentó sustancialmente la inseguridad y tuvo lugar la desaparición de los 43 normalistas, hecho que lo llevó a pedir licencia al cargo.

Guerrero es de los estados menos seguros en la República Mexicana; el puerto de Acapulco está convertido desde hace tiempo en uno de los municipios más violentos del país. El alto número de homicidios en el otrora paraíso y lugar de encuentro del jet set internacional, tiene como origen las disputa de los diferentes  cárteles criminales por el control de la droga y la plaza.