Opacidad + corrupción = impunidad, los graves males del México de hoy

Autor: Mario Martínez Bustamante

Pobre México, no ve salida al dúo de la opacidad y corrupción, que tienen como fruto de esa mala unión a la impunidad

Nuestro querido México está herido mortalmente por tres enfermedades que la aquejan desde hace muchas décadas: la opacidad, la corrupción que tienen como fruto de esa mala unión a la impunidad.

Estos males se han denunciado a lo largo de muchos años, sin que hasta ahora autoridad alguna le haya entrado de lleno a combatirlos y erradicarlos, lo peor del caso, es que parece que no tienen ni la  mínima intención de hacerlo, menos aun cuando ya van de salida.

Muestra de ello es que, de acuerdo al Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) de Transparencia Mexicana, las autoridades y políticos tienen sumido a México en el último lugar de los miembros de la OCDE y del G-20 en el combate a este flagelo.

Y, a nivel Latinoamérica, México sólo supera a Haití y Venezuela en esta materia y se sitúa a más de 100 lugares de distancia de países como Chille, Uruguay o Costa Rica.

El Índice Global de Impunidad en México 2018, de la Universidad de las Américas, denunció que la impunidad en el país tuvo un incremento a nivel nacional y, por  si fuera poco, aseveró que este mal está provocando que el sistema de justicia esté en riesgo de colapsar por falta de jueces, policías, personal penitenciario y la deficiente capacitación de los mismos.

Por lo que, aunado a los escándalos del pasado reciente, -Odebrecht, la ‘estafa maestra’, los ‘moches’, entre muchos casos más- se agrega el más reciente, el desfalco en la Sagarpa por unos 3 mil 500 millones de pesos, dependencia que dirigía José Calzada y que ya muchos le llaman la nueva “Estafa Maestra de EPN”.

Y como prueba de que no se va hacer absolutamente nada, es que la Secretaría de la Función Pública (SFP) envió al baúl de los recuerdos 69 archivos que la Auditoría Superior de la Federación presentó por irregularidades en la aplicación de diversos programas y de esta última denuncia, pues sencillamente ya no habrá tiempo para ello, ya que ahora los tiempos son del proceso electoral.

Debido a esta acción, senadores de diferentes grupos parlamentarios demandaron la comparecencia de la titular de dicha dependencia, Arely Gómez, a fin de que explique el por qué la secretaría a su cargo omitió el cumplimiento de sus obligaciones legales para investigar y sancionar a los funcionarios públicos responsables.

El líder de los diputados perredistas, Francisco Martínez, calificó como una burla a la ciudadanía la decisión de la SFP de archivar los expedientes de las irregularidades de la Sedesol, mejor conocida como la “Estafa Maestra”, llevada a cabo entre 2013 y 2014 y bajo el cargo, en aquel entonces de la ya nada famosa Rosario Robles.

Todo apunta a que en esta administración, la nueva generación de gobernadores le salió potencialmente mala al presidente Enrique Peña, sin dejar de lado a varios directores de empresas productivas del Estado, como Pemex, con Emilio Lozoya o al de la CFE, actual líder priista, Enrique Ochoa, que salió de dicha dependencia rayándose con una jugosa liquidación, violando la Constitución (Proceso 8 de 0ctubre de 2016).

Pero para maquillar un poco todo este desaseo, en días recientes la SFP dijo con toda autoridad –en el marco del Talent Land 2018- que se debe de atacar a la corrupción con todo rigor, y el dicho dice claramente: “El buen juez por su casa empieza”, y no ocultando o desechando graves actos de corrupción.

Y ahora, ahí vienen los candidatos a la presidencia, de todos colores y sabores, dicen y se comprometen acabar y atacar la corrupción, eso es de cada sexenio, ¿a cuál de ellos les crees?, ¿alguno que te inspire confianza en que lo va a llevar a cabo?

En la próxima entrega abordaremos este asunto que tan vehementemente los candidatos dicen que va a ser una prioridad en sus gobiernos, claro, en caso de ganar la presidencia.

*Mario Martínez Bustamante es licenciado en periodismo por la UNAM y maestro en en Comunicación Estratégica para Gobiernos e Instituciones*

**Nota del Editor: Foto: Especial Internet**