Niños indígenas de 10 años preservan la siembra de amapola

Chilpancingo, Gro., 15 de enero de 2017.- En las partes altas de La Montaña de Guerrero pobladores indígenas continúan la siembra de amapola, actividad que ha provocado detenciones, ante lo cual ahora los niños acuden a trabajar a los cultivos para poder ayudar en la economía familiar.

Son menores de entre 10 y 12 años de edad, quienes coinciden en que deben trabajar “regando, rayando y cuidando la planta de amapola para salir adelante y poder comer”. Es la enseñanza inculcada por sus padres y ellos no la ven mal, porque “si no hay empleo, no hay qué comer, no tienen para medicinas, tienen que buscar de qué vivir”.

En municipios como Cochoapa El Grande, Acatepec, Tlacoapa, entre otros, la falta de escuelas de calidad, que trunca la educación en la primaria o nivel secundaria, así como la falta de alternativas laborales, son algunos factores que orillan a los menores a ayudar en la siembra de amapola.

Durante un recorrido que realizó Quadratín Guerrero por algunos plantíos de amapola en La Montaña, son constantes las miradas de recelo de algunos agricultores que prohíben la visita de personas extrañas a los campos de cultivos, muchos de ellos escondidos entre zonas de difícil acceso.

En varios sembradíos se encuentran niños que entre juegos y risas laboran en el cultivo de amapola. Pese a ello, los menores anhelan estudiar y convertirse en doctores, enfermeras o abogados para “ser alguien en la vida y ayudar a la familia”.

En marzo de 2016, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores afirmó a Milenio Televisión que legalizar la amapola es una alternativa para disminuir la violencia en Guerrero, declaración que repitió en septiembre de ese año en Televisa.

Tras dicha afirmación, la fracción del partido Movimiento Ciudadano en el Congreso local, le tomó la palabra a Astudillo Flores y propuso una iniciativa de ley para el cultivo de amapola, pero esta terminó en exhorto ante el rechazo del PRI.

El último informe del monitoreo del cultivo de amapola en México 2014-2015, que realiza el Gobierno de la República en colaboración con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), señala que en el país la superficie sembrada con amapola es de 24 mil 800 hectáreas, principalmente en los estados de Sinaloa, Chihuahua, Durango, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Chiapas y Guerrero, siendo este último de los que se encuentran entre los primeros lugares.

*Fuente: Quadratín Guerrero*