México sin condiciones para generar un mercado interno sólido; es vulnerable a embates externos

Mucho se ha insistido en que México carece de un mercado interno lo suficientemente fuerte como para considerarlo el gran motor de la economía nacional. Esto es una de los factores  que hacen al país más frágil ante los diferentes entornos que provienen del exterior, en particular las nocivas presiones de los Estados Unidos, como el caso Trump.

En ello coincidieron académicos universitarios al precisar que no sólo es el efecto Trump, también arrastra un problema estructural en la economía: el precio del petróleo, la inflación, la devaluación del tipo de cambio peso-dolar (que en menos de tres años ha pasado de 13 a 20 pesos), la fuga de capitales y el aumento de la deuda externa, señaló Alicia Girón, coordinadora del Seminario Universitario de Estudios Asiáticos en la UNAM.

“La economía mexicana está en un momento de alta vulnerabilidad e incertidumbre; no existen condiciones para generar un mercado interno sólido, coincidieron académicos del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la máxima casa de estudios en la conferencia “El aumento a la tasa de interés y sus repercusiones en la población y en la economía nacional”.

Otra variable que incide en lo anterior, es el bajo nivel salarial que obtiene la mayoría de los mexicanos, un ejemplo es el deprimente salario mínimo que asciende a 73.04 pesos por día.

Además, para los especialistas de la UNAM, la fuga de capitales es un hecho, pues las reservas del país pasaron de 192,365 mil millones de dólares en diciembre de 2014, a 174,498 mil millones de dólares en noviembre de 2016, por lo que en el curso de casi dos años han decrecido más de 20 mil millones de dólares.  

“No contamos con una política económica que ayude en forma adecuada a enfrentar las situaciones y movimientos financieros del exterior; la política actual no distingue lo que es mejor para la economía nacional, no se buscan condiciones de crecimiento, sólo de estabilización”, enfatizó  César Armando Salazar López, del IIEc.