En México no somos tan “cheleros” como creíamos; somos de media tabla

¿Sabes cuál es el país del mundo donde se bebe más cerveza? La República Checa. Sí, aunque no lo creas.  Lo que toman los checos se calcula en 142.6 litros per cápita. Le sigue Austria con 104.8 y en tercer lugar Alemania con 104.7 litros.

Seguramente te preguntarás en qué sitio se ubica México. Pues nada menos que en la posición 39 con un promedio de 59.9 litros por habitante. Así que, dado el número de mexicanos (120 millones) al final no somos tan “cheleros” como imaginamos.

Mientras que nuestros vecinos del norte están colocados así: Estados Unidos en el lugar 16 con 75.8 litros y Canadá en el 38 con 60.3 litros de consumo.

Sorprende de algún modo que la nación más poblada del planeta, China, está instalada en la lista apenas en el sitio 47 con sólo 32 litros de consumo por ciudadano.

Por contraparte, Belice, cuya población ronda los 360 mil habitantes, está en el top ten  de los países consumidores de cerveza al ubicarse en el octavo lugar con 93.8 litros per capita. Uf, vaya que si son de garganta fina estos señores.

México aplica impuestos especiales a las bebidas alcohólicas, entre ellas a las cervezas. En los estadios de futbol los precios son cuasi prohibitivos; por ejemplo, los domingos en el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria, cuando juegan los Pumas (cada 15 días) una cerveza de barril, despachada en un vaso desechable, cuesta la friolera de 80 pesos. Únicamente como referencia, el salario mínimo es de 73.04 diarios. Así, ni aunque esté uno muriendo de sed.

Quizás sean factores para que el consumo de “cheves” en el país no sea tan alto como muchos llegamos a pensarlo. ¿O será que ya ni hay realmente cervezas mexicanas? Los extranjeros son los propietarios mayoristas de las otrora cervecerías mexicanas, como la Modelo y la Cuauhtémoc.    

*Elaborada con información de: Extrategia*