En México, 11 millones de jóvenes abandonaron la educación media superior

En México, 11 millones de jóvenes han dejado trunca su educación media superior. Abandonar este proceso los margina del sistema educativo formal cuyas consecuencias se ven reflejadas en un estancamiento social, laboral, económico y cultural principalmente.

Dicha problemática afecta severamente  a uno de cada tres jóvenes mayores de 18 años. No han concluido su educación media superior (EMS), que ahora es obligatoria en nuestro país. Cada año 600 mil jóvenes quedan fuera de la EMS y no hay una política de 2ª oportunidad con la escala y la efectividad que se requiere, señalaron este miércoles diversos organismos sociales.

Ante ello, organizaciones civiles, académicas, empresas y representantes de gobiernos locales se proponen generar un modelo que responda a las necesidades de esos jóvenes que han quedado excluidos del sistema educativo formal sin haber concluido la educación media superior (EMS). Esta alternativa estará centrada en desarrollar el potencial creativo de cada joven y en su conexión con opciones de inclusión económica, manifestaron los impulsores del proyecto.

Organizaciones como Servicios a la Juventud A.C., Youthbuild International México, IFIE, CLASE y FLACSO  presentaron esas conclusiones al término del Foro Internacional Inclusión de los Jóvenes: Educación y Trabajo.

“Se necesitan acciones de un Estado mucho más decidido, que vincule las necesidades reales de los jóvenes con las demandas del mercado laboral y desarrolle las potencialidades de cada joven para lograr su inclusión económica. El nivel medio superior ya es educación obligatoria por parte del Estado. Por eso habrá que construir un modelo flexible para jóvenes que ya no tienen la edad de regresar a la escuela. También habrá que seguir fortaleciendo las acciones para reducir el abandono. Pero a la vez urgen opciones de 2ª oportunidad para estos jóvenes que ya quedaron fuera.”, subrayó Lorenzo Gómez Morín, Profesor e investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

Los jóvenes con menores recursos económicos son las más vulnerables y tienen mayores tasas de deserción. La curva de asistencia escolar a nivel nacional muestra que el 90% de quienes tienen 14 años asisten a la escuela, mientras sólo el 40% de quienes tienen 19 años siguen en el sistema educativo. Las edades en que cae la permanencia en la escuela corresponden claramente al nivel medio superior, agregó el académico.

Actualmente, los jóvenes mexicanos de entre 15 y 29 años representan el 26% de la población total del país, equivalente a 31.7 millones de jóvenes. Es decir, los jóvenes constituyen una cuarta parte de la población y constituyen una parte sustantiva del bono demográfico. Por eso deben verse como una oportunidad. No más como un problema, concluyeron los organismos participantes.