Latinos podrían colocar a Hillay Clinton en la Casa Blanca

Aproximadamente 15 millones de latinos podrían votar el próximo martes 8 en los comicios estadunidenses. Este hecho podría ser un factor relevante y convertirse en el fiel de la balanza para llevar o no a la Casa Blanca tanto a Hillary Clinton como a Donald Trump.

Luego de que el FBI diera a conocer el nuevo escándalo relacionado con más correos electrónicos de la candidata demócrata, un nuevo sondeo de Latino Decisions amplió su proyección original de participación latina en los comicios de 13.1 millones a 14.7 millones, con un 79 por ciento a favor de Clinton y sólo 18 por ciento a favor de Trump a nivel nacional.

Sin embargo, estadísticas preliminares confirman aumento del optimismo hacia Clinton entre los electores latinos, lo anterior puede estar apuntalado en el  apoyo manifestado por personajes famosos como Vicente Fernández o el propio presidente Barack Obama -quien ha criticado severamente al FBI-, lo cual, según expertos,  podría compensar el menor nivel de afluencia a las urnas de los electores afroamericanos, al menos en algunos estados.

Una muestra de las preferencias entre la comunidad latina a favor de Clinton, es que los latinos de Florida que se inclinan por los demócratas (puertorriqueños, mexicanos y otros) son una mayor proporción del electorado (68 por ciento), que los cubanoamericanos (31 por ciento) que suelen apoyar a los republicanos.

Es necesario recordar que en el 2000, cuando George W. Bush derrotó a Albert Gore por 537 votos en Florida a pesar de haber perdido el voto popular, el estado regresa al mapa electoral como potencialmente el más decisivo para definir las elecciones del 2016 y el voto latino podría ser clave. Sin un triunfo en Florida, con sus 29 votos electorales, las probabilidades de un triunfo de Donald Trump en el Colegio Electoral son mínimas.

En su contra opera sin embargo un incremento similar de la participación de republicanos en los ocho condados con mayores aumentos de votantes tempranos, aunque un nuevo sondeo sugirió que un 28 por ciento de los conservadores están votando por ella.

Otro ejemplo es Nevada, donde el 17 por ciento de los latinos elegibles son de origen latino, primordialmente mexicano, Clinton aventaja a Trump por un par de puntos porcentuales, por lo que una alta participación latina podría frustrar la estrategia de Trump de avanzar en otro estado clave.

Hasta ayer más de 340 mil votantes del estado habían participado en el proceso de voto temprano, de los cuales 151 mil eran demócratas, o 30 mil más que los republicanos, aunque expertos coinciden que el estado sigue siendo competitivo y difícil de medir la intención del voto.