La transformación de México debe considerar las aspiraciones del ciudadano común

Redacción

Una transformación que apueste al futuro del país con nuevas reglas y que tome en cuenta el verdadero sentir del andamiaje social que construye el poder de la democracia debe responder de manera efectiva a los intereses de la población, coincidieron participantes del III Coloquio de Investigación en Administración: Respuestas, perspectivas y cambios de la Administración ante la post pandemia, organizado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El doctor Carlos Juan Núñez Rodríguez, académico del Departamento de Administración de la Unidad Azcapotzalco, anticipó que en esta transformación será necesario crear instituciones y una nueva Constitución, “dejando atrás añoranzas por el esquema pasado que favoreció la privatización y la desposesión de los derechos humanos de la población”.

Entonces, “es necesario estudiar las condiciones adversas en las que llega la Cuarta Transformación, porque ningún presidente, movimiento social o proyecto político puede resolver mágicamente los estragos causados por las crisis económicas recurrentes que el modelo neoliberal ha causado en 1985, 1987, 1994 y 2008”.

El maestro Pablo Buendía Arriaga, investigador de la Universidad Abierta y a Distancia de México (UnADM), refirió que el cambio tiene que hacerse “desde la cotidianidad que implica tomar en cuenta este andamiaje social y las aspiraciones del ciudadano común, lo cual no quiere decir que sea un ataque a una política pública aunque a veces pareciera, pues de lo que se trata es de afinarlo para que responda de manera efectiva a los intereses de la gente”.

La actual administración pretende posicionar a México como un destino turístico competitivo, de vanguardia, sostenible e incluyente que genere una derrama económica mayor en las comunidades locales, lo que la ha llevado a impulsar megaproyectos como el Tren Maya aunque sin el respeto pleno del andamiaje de las comunidades.

El doctor Rodolfo García del Castillo, también académico del Departamento de Administración, enfatizó en la necesidad de crear acuerdos más cooperativos para construir un orden con equilibrios en la participación de los diferentes grupos, pero siempre respetando la pluralidad y las diferencias.

Al participar en la Mesa Estado, gobierno y políticas públicas, reiteró la necesidad “de observar cada uno de los fenómenos con ojo crítico, pensando en mejorar las organizaciones y políticas públicas para que en adelante respondan mucho mejor a los requerimientos de la nación y nos conduzcan a un mejor desarrollo”.

Actualmente, las políticas han ido en detrimento de las capacidades de decisión de estados y municipios, toda vez que muchas de las reformas propuestas por el gobierno federal han respondido a decisiones tomadas en el centro.

Además, “el diseño de las políticas públicas centralizadas se convierten en instrumentos ad hoc para intereses del Ejecutivo, incrementando el riesgo de un uso clientelar, mientras que si bien antes de la pandemia por el COVID-19 los recursos para estados y municipios habían sufrido la más drástica caída ahora su capacidad tiende a debilitarse”.

El doctor Jorge Alberto Rosas Castro, secretario ejecutivo de la Red Mexicana de Investigadores en Estudios Organizacionales REMINEO A.C., enfatizó que si bien los procesos de planificación en los documentos se expresan como sistemas de planificación democráticos y participativos, en sus contenidos realmente están obedeciendo, más que a las necesidades sociales que han sido expresadas en las propuestas, en el mejor de los casos a las posibilidades que el gobierno en turno tiene para impulsar el desarrollo y, en el peor de los casos, a la orientación muy acotada respecto de los intereses que algunos grupos del propio poder público tienen e inciden en las ideas que se vierten en los planes estatales o municipales de desarrollo”.

La doctora Susana García Jiménez, investigadora del Departamento de Economía de la Unidad Iztapalapa, consideró que aun cuando ha habido modificaciones a las leyes General de Salud y Federal del Trabajo, se han dejado de lado aspectos importantes como la autonomía de las comunidades.

Para el doctor Jaime Leopoldo Ramírez Faúndez, académico del Departamento de Administración de la Unidad Azcapotzalco, “la transformación que están sufriendo las organizaciones públicas y privadas no debe ser una simple adaptación cultural, sino más bien deben comprenderse como una modificación radical en todas las modalidades de gestión y funcionamiento, pues de lo contrario estamos en una situación de extrema inestabilidad y desarraigo de los oficios y profesiones que constantemente deben estar recalificándose en función de innovaciones que ocurren en los sistemas, procesos productivos y productos”.

El III Coloquio de Investigación en Administración: respuestas, perspectivas y cambios de la Administración ante la post pandemia fue organizado por el Departamento de Administración de la Unidad Azcapotzalco de la Casa abierta al tiempo y la Universidad Abierta y a Distancia de México.

*Fuente del texto y foto: UAM bit.ly/3IO1yaV*