Inglaterra da la espalda a la Unión Europea; genera turbulencia en el mundo

La decisión tomada por los ingleses para abandonar la Unión Europea, ha traído necesariamente efectos negativos para nuestro país. Este viernes el dólar se cotizó a 19.25 y la Bolsa Mexicana de Valores cerró con una pérdida de 2.73% -la mayor desde diciembre de 2014- ambos factores son consecuencias inmediatas del Brexit.

El nuevo recorte al gasto público anunciado por la Secretaría de Hacienda, aunque ya se preveía, fue acelerado por los resultados del referéndum inglés. Según el titular de la dependencia, Luis Videgaray, el 91.7% del ajuste corresponde a gasto corriente.

Siendo Estados Unidos el principal destino de las exportaciones mexicanas, el impacto en la balanza comercial, no tendrá mayores consecuencias, de acuerdo a especialistas, pues las ventas hacia Inglaterra representan menos del 0.5 por ciento del PIB nacional.

No obstante, la mayor afectación de la turbulencia financiera radica en las presiones a nuestra moneda, pues con un dólar caro los costos de las importaciones se elevan de manera substancial, impactando bienes para industria, refacciones, ciertas materias primas, electrodomésticos y la gasolina, entre otros artículos.

Por contraparte, nuestras exportaciones se vuelven más competitivas, y México se torna aún más atractivo para el turismo extranjero al obtener más pesos por un dólar.

Desde luego que en el mundo se avizora un largo periodo de altibajos financieros y no pocos sobresaltos, ya que al permanecer la economía tan estrechamente globalizada, ninguna nación está exenta de la crisis por la partida de los ingleses de la Unión Europea. Por lo pronto hay que estar preparados.