Indispensable uso eficiente y claro del gasto público, advierten especialistas y legisladores

El excedente de ingresos debe estar bien regulado y gastado de forma eficiente y transparente, coincidieron este lunes legisladores y especialistas en la Cámara alta.

Armando Ríos Piter, secretario de la Comisión de Hacienda y Crédito Público en el Senado, quien participó en los trabajos sobre “Presupuesto de Egresos de la Federación”, del Foro “El Paquete Económico 2017” organizado por el Instituto Belisario Domínguez, afirmó que el Gobierno  enfrenta una falta de recursos y advirtió que eso tendrá repercusiones y problemas, por lo que se pronunció a  favor de que se realice una reforma estructural para que se garantice la eficacia del gasto público.  

El senador perredista precisó que la parte del gasto es importante, al igual que la supervisión de cómo se gasta. Esos ingresos vendrán, dijo, del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y del Impuesto Sobre la Renta (ISR), por lo que pidió “implementar un sólido sistema de rendición de cuentas”.

Por otra parte, Ríos Piter cuestionó hacia dónde han ido casi 53 mil millones de pesos que ya se generaron en los últimos años por el impuesto al refresco, y que no han implicado en más bebederos, agua potable, mejores condiciones para educación en materia de cultura física o nutricional.

Mientras que Mariana Campos, coordinadora de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa, aseveró que se debe de regular el uso de los ingresos excedentes que llegan en el año; es importante darles un mejor uso y la propuesta es que cuando haya un balance deficitario, este tipo de ingresos tienen que irse, primeramente, a deuda.

De esta forma, explicó, se incentiva a que el gobierno presente propuestas de Ley de Ingresos más realistas, regule el gasto adicional durante el ejercicio, ponga un límite sano y evite que se cambie gasto no programable, de pago de deuda, a gasto de operación; además de que impulse regulaciones para promover un ejercicio más congruente con lo que se aprobó y se garantice una mayor calidad del gasto público.

José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, dijo que el problema no es la falta de recursos, sino ejecutar un gasto eficiente, por lo que se necesita una reforma a la administración pública para garantizar su correcta aplicación y eficacia, medida por resultados.

Asimismo, Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer México, dijo que es fundamental que la deuda pública descienda en los próximos años, pues de lo contrario será ineludible que el país reciba una baja en la calificación, lo que llevará a un costo financiero mayor y a un efecto negativo del crecimiento. Si no se corrige este problema “podemos llegar a observar episodios de salidas de capital”, advirtió.