Guardia Nacional vulneraría derechos humanos: CNDH

El replanteamiento de las características y funciones de la Guardia Nacional representa una respuesta parcial e incompleta al problema de la violencia e inseguridad. “Generaría el riesgo de vulnerar los derechos humanos y no garantizaría terminar con la impunidad”, afirmo ante diputados Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Ante la Comisión de Puntos Constitucionales, en el marco del análisis de la iniciativa que crea la Guardia Nacional, González Pérez, el Ombudsman nacional, subrayó este jueves que la CNDH no se opone a que haya seguridad y se persiga el delito, pero se tiene que dar con respeto a los derechos humanos. La Guardia Nacional, como está planteada no garantiza justicia; por ello, insistió en que es necesario tener una Fiscalía General autónoma, con recursos y capacidades administrativas y operativas.

Diversas voces de la sociedad han alertado que con la creación de la Guardia Nacional, propuesta por el presidente López Obrador, se terminaría de militarizar al país. Incluso diversos organismos internacionales expresaron su temor de que ello ocurra. No obstante, integrantes del gobierno obradorista niegan que este sea el propósito del cuerpo a integrarse por policías militares y navales.

González Pérez recomendó analizar con más tiempo la iniciativa de la Guardia Nacional porque la premura llevará a circunstancias y soluciones que, quizá, más adelante, se tendría que “meter reversa”. Asimismo, apeló a la sensibilidad del Poder Legislativo para que construya normas que permitan encontrar soluciones en materia de seguridad y justicia, porque son una necesidad y no un campo para intereses políticos o de otra índole.

“No pretendemos cerrar los ojos a la realidad. Reconocemos que por el momento no sería viable que las Fuerzas Armadas dejaran de participar en tareas de apoyo, en tanto su presencia es decisiva en algunas regiones del país; sin embargo, estamos convencidos que es necesario generar un marco normativo que regule dicha participación”, precisó.

Agregó que las funciones de la Guardia Nacional debilitan la institucionalidad civil y democrática, contravienen principios, recomendaciones y criterios formulados por instancias internacionales en materia de derechos humanos.

En tanto, criticó que la propuesta “no incorpora elementos subjetivos ni aporta evidencias que sustente el sentido de la misma; no se advierte que la medida se encuadre dentro de una verdadera política pública, y no está claro cuál será el destino y papel de las policías que actualmente operan”.

*Nota del Editor: Foto: lopezobrador.org.mx*