Con futbol ineficiente, el Tri empata a uno con Canadá en El Azteca

Hasta en el futbol los socios de México en el T-MEC nos alcanzaron y rebasaron. Este año los equipos estadunidenses pasaron por encima de los nacionales. A nivel de selecciones la cosa tampoco es diferente, los “primitos” han elevado su nivel de juego merced a una estrategia a largo plazo que hace tiempo empezó a dar resultados positivos, mientras que los canadienses también avanzan de manera notable en el deporte más popular del mundo.

Por eso no extraña que la noche de este jueves, el representativo del país de la hoja de maple se le plantara sin complejo alguno a la Selección de México en el Estadio Azteca para disputar uno de los juegos de calificación rumbo al Mundial Qatar 2022. La estrategia del técnico canadiense consistió en apretar desde la salida al Tri y no concederle espacios; así, lo ató de manos y lo controló.

Increíblemente, el Tata Martino, técnico de los mexicanos tardó en descifrar la táctica de Canadá y corregir. Los cambios llegaron demasiado tarde y no funcionaron. El Tri fue exhibido por jugadores bien dotados físicamente, veloces y con oficio. Por el contrario, la escuadra nacional tuvo sobre el terreno de juego a futbolistas que no estuvieron a la altura de las circunstancias y hubo de conformarse con un angustioso empate a uno.

Seleccionados como el Tecatito Corona nada aportaron al equipo, prácticamente se caía en la disputa de cada balón; muchas florituras y cero eficacia. Gallardo, con muchos equívocos en la lateral izquierda. Guardado, el pundonoroso Principito, no dejó gran cosa, por momentos hasta pareció que no estaba en el campo de juego. Herrera, muy lejos del gran nivel a que nos tiene acostumbrados. Edson Álvarez tampoco gravitó de manera importante. Todos corrieron, sudaron la camiseta, por esfuerzo físico no paró. Sin embargo, les faltó inteligencia, audacia, creatividad y decisión.

Quienes no desentonaron fueron Memo Ochoa -quien evitó un marcador adverso-; el Chucky Lozano –coreado por la afición- y Raúl Jiménez, el “Lobo Mexicano”, que regresó a la selección luego de meses ausente por la grave lesión que tuvo en un juego de la Liga Premier.

Gerardo el Tata Martino, no convenció a nadie y dejó muchas dudas en la manera de dirigir al Tri. Ayer contó con todas las “estrellas” y ni así pudo ganar ni brindar un buen partido en casa. El estratega argentino deberá reflexionar a fondo cómo está haciendo las cosas, pues con un futbol limitado, bananero y chato como el que nos regaló ayer, el Tri nada tiene que hacer en Qatar.

El colofón de lo sucedido ayer en El Azteca, es el vergonzoso grito homófobo que ciertos descerebrados insisten en expresar. El encuentro hubo de suspenderse una ocasión por ese motivo.

*Nota del editor: foto en portada: miseleccion.mx*