Donald Trump, una amenaza real para México

*En términos políticos la situación sería muy desgastante por sus pronunciamientos agresivos, de persecución a la comunidad latina

 *Habría al menos cuatro años de constantes tensiones, presiones y conflictos políticos

La vinculación entre inmigración y criminalidad, la construcción de un muro fronterizo, la renegociación de los tratados comerciales con México son algunas acciones que Donald Trump podría impulsar con mayor fuerza en caso de ganar la presidencia de los Estados Unidos, señaló la doctora Laura del Alizal Arriaga, profesora-investigadora de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

La docente del Departamento de Sociología manifestó que lo anterior significaría un debilitamiento de la relación bilateral de nuestro país con el vecino del norte. En su discurso de toma de posesión como candidato oficial por el partido republicano mantuvo, aunque en menor medida, su postura de rechazo a la inmigración.

“Debemos aceptar que actualmente es un candidato fuerte para ocupar la presidencia de Norteamérica, y ante esto hay que comenzar a tomar medidas”, añadió.

La investigadora vaticinó que para México sería un periodo muy complicado, aunque reconoció que no habrá una ruptura definitiva, pero “nos esperarían al menos cuatro años de constantes tensiones, presiones y conflictos políticos”, opinó.

Durante los meses de la precampaña, indicó, se consideraba a Trump como un candidato menor; en cambio, ahora el empresario cuenta con un apoyo mayoritario de los grupos blancos tradicionales y conservadores, incluso, y de manera lamentable, por una minoría de afroamericanos y latinos.

Acerca de las repercusiones económicas que podría haber, mencionó que el más importante tiene que ver con el cambio en las condiciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y con ello frenar las ventajas comerciales que este acuerdo ha significado para nuestro país.

El candidato republicano podría darle marcha atrás a los acuerdos ya hechos o desconocerlos, ya que es un hombre poco previsible, agregó.

Del Alizal Arriaga refirió que Trump utiliza la bandera del nacionalismo, una estrategia que anteriormente le había generado a aquel país un aislacionismo en términos de política exterior, sumiéndolo en una etapa negra.

La coordinadora de estudios de la Maestría y Doctorado en Estudios Sociales de la UAM sostuvo que lo cierto es que en términos políticos la situación sería muy desgastante por sus pronunciamientos agresivos, de persecución a la comunidad latina y también en contra de los políticos tradicionales republicanos.

Del Alizal Arriaga consideró que el gobierno mexicano debe atender a los deportados, ya que durante el gobierno del presidente Barack Obama se ha dado el mayor número de deportaciones en la historia y con Trump al frente de la nación más poderosa del mundo veríamos un incremento.

Asimismo, recomendó aprovechar esta coyuntura para fortalecer nuevos vínculos comerciales con otros países como China, así como crear una corriente de solidaridad con los compatriotas que habitan en los Estados Unidos, pero que podrían ser expulsados próximamente.

“Con Donald Trump podemos esperar una polarización mayor de las posturas políticas debido a sus llamados radicales al odio y de acusación de los indocumentados”, finalizó.

*Fuente: UAM-333 del 02-08-2016*