Desigualdad en México, problema estructural enraizado: rector de la UNAM

La desigualdad no es una mera situación desafortunada, sino un problema estructural enraizado que, de manera inaplazable, se debe erradicar, afirmó este día el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

Durante una  reunión con miembros del Sistema de Becas para Estudiantes de Pueblos Indígenas y Negros de México (SBEI), provenientes de 36 pueblos originarios de 18 estados de la República, presentes en 42 planteles y más de 100 licenciaturas y programas académicos de la UNAM, el rector aseveró que esta desigualdad lacerante debe considerarse en la creación de políticas públicas, en la asignación del presupuesto, y en todos los ámbitos de la educación pública.

Graue, enfatizó que la falta de oportunidades se traduce en una alarmante brecha educativa, pues los pueblos originarios tienen, en promedio, 3.7 años menos de escolaridad que el resto de la población y, en consecuencia, genera bajos ingresos, mayores tasas de natalidad, más pobreza y menor esperanza de vida.

“Educarnos, respetarnos, entendernos y desarrollarnos deben de ser las aspiraciones de nuestra realidad contemporánea”, señaló.

“Al terminar sus estudios y desde sus distintos quehaceres, harán de nuestro país uno más equitativo, en donde los ciclos de injusticia y segregación se desvanezcan y nos permitan tener un proyecto de nación del que todos nos sintamos orgullosos de nuestra pertenencia”, insistió el rector de la máxima casa de estudios del país.

Por su parte, el director del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural e Interculturalidad (PUIC), José del Val, comentó que los becarios representan una masa crítica de profesionistas que impactará de manera positiva en sus comunidades, y en el país en general. Destacó, además  que obtienen hasta un 90 por ciento de eficiencia terminal, gracias a su esfuerzo y al programa de tutorías del SBEI.