Depreciación del peso por incertidumbre “Trump” y ataques especulativos: especialistas

De acuerdo a especialistas en temas financieros, económicos, políticos  y sociales, la depreciación del peso frente al dólar no obedece a que la inflación en México sea substancialmente superior a la de Estados Unidos -nuestro principal cliente-, y que, por ese motivo, la moneda mexicana hubiera estado excesivamente sobrevaluada respecto a la estadunidense, lo cual hubiera obligado  a depreciarla de forma abrupta, explicó el doctor Víctor Cuevas Ahumada, profesor-investigador de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

 “Lo que hemos estado enfrentando es una sucesión de ataques especulativos contra el peso, motivados por expectativas negativas sobre el desenvolvimiento económico del país en los próximos meses y años”, señaló el economista.

Precisó que el mercado cambiario mexicano simplemente está descontando por anticipado los efectos de las decisiones que presumiblemente tomará Donald Trump, una vez que tome posesión del cargo de Presidente de los Estados Unidos.

Ante ello, los participantes en el mercado cambiario asumen que algunas de las decisiones que tomará Trump tendrán repercusiones negativas en México. Ejemplo de ello es la posible imposición de aranceles a los productos que México exporta a Estados Unidos, dado que el recién electo presidente de Estados Unidos ha anunciado el retorno del proteccionismo, manifestó el experto universitario.

Asimismo, alertó que una medida de esa naturaleza representaría un freno a las exportaciones nacionales, especialmente a las manufactureras, con lo que la afluencia de dólares al país disminuiría, encareciendo la divisa norteamericana. “Si Trump tomara medidas más moderadas una vez estando en el cargo, entonces sobrevendría una corrección a la baja; esto es, una recuperación rápida del peso”.

Otra medida que los mercados esperan sobrevenga del hecho político es que se graven las remesas; es decir, los envíos de dinero que realizan los trabajadores de origen mexicano que laboran en Estados Unidos y que tienen familiares en México, a quienes proporcionan ayuda económica periódicamente, advirtió Cuevas Ahumada.

El economista especificó que no sólo el peso se está depreciando frente al dólar, sino todo un conjunto de monedas. Cuando en los mercados financieros globales hay incertidumbre, nerviosismo, se produce el fenómeno conocido como “fuga hacia la calidad”; es decir, las instituciones financieras buscan refugio en el dólar para sus inversiones y esto lo encarece.

Víctor Cuevas subrayó el gobierno mexicano necesita reducir el déficit fiscal y la deuda pública, pues se trata de variables que son monitoreadas constantemente por las calificadoras de valores internacionales y por los inversionistas foráneos. Esto significa que cualquier señal de relajamiento de la disciplina fiscal, podría detonar una fuga de capital y una nueva ronda de depreciaciones cambiarias.

“Son muchos los escenarios posibles respecto a la evolución del tipo de cambio, dependiendo de las decisiones que se tomen en México y Estados Unidos. Las cadenas globales de producción entre México y su principal socio comercial involucran a gran número de empresas a ambos lados de la frontera, y las afectaciones derivadas de un resurgimiento del proteccionismo no se circunscribirían a México”, alertó.