Vasco Aguirre, de presunto culpable por amaño, regresa a España a dirigir

La única forma de ver de nuevo a Javier Aguirre dentro del futbol mexicano es como Directivo de un equipo o de la misma Femexfut; mientras, opta por seguir entrenando en Europa, aunque sea a clubes con problemas de descenso.

Luego de haber dirigido en Emiratos Árabes y a las Selecciones de Japón y de Egipto sin mucho éxito, el Vasco Aguirre encontró una nueva oportunidad en España y su capital, ciudad en donde tiene su casa.

Pero no crean que estamos hablando del Real Madrid o del Atlético de Madrid, sino que comandará el banquillo del Leganés.

El Vasco comenzará una nueva revancha en España, tras haber dirigido al Osasuna, Atlético de Madrid, Zaragoza y Espanyol. Una vez más buscará sacar del sótano a un equipo ibérico, ya que es un especialista en salvar equipos, tal y como lo hizo con los Maños en 2011 y con los Periquitos en 2013, aunque ahora se encuentra en medio de una investigación de amaño de partidos de cuando dirigía al Zaragoza.

Desde esa época el caso ha dado muchas vueltas. En el 2017 el Juez de Instrucción cerró el caso por falta de pruebas, pero en el 2018 se reabrió en Valencia por indicios… Los involucrados, directiva, cuerpo técnico y 36 jugadores, se presentaron al juicio en septiembre pasado, un juicio  que no tiene vistas de un fin próximo.

En el caso del técnico mexicano, de resultar culpable, podría ser sentenciado de dos a cuatro años, aunque no ameritaría cárcel, pero en el  terreno deportivo podría ser suspendido de cualquier actividad por dos años. 

Entre los futbolistas del Zaragoza señalados, hay viejos conocidos del futbol mexicano como el argentino Nicolás Bertolo, que jugó en Cruz Azul en el 2013, y Paulo César Da Silva, emblemático capitán del Toluca en dos etapas 2003-2009 y 2013-2017, además de actuar en Pachuca de 2012 a 2013.

Pero es tal la sequía de buenos resultados en el conjunto madrileño, que no les importó que Aguirre estuviera en problemas legales, para contratarlo como su tercer técnico en la presente temporada, después de que ya hayan pasado anteriormente por el mismo, el argentino Mauricio Pellegrino y Luis Címbranos (interino) durante los tres últimos choques. Entre ambos solo sumaron cinco puntos de los 36 en juego, por lo que se encuentran en el último lugar en España.

Aunque el recorrido de Javier Aguirre es largo y repleto de retos, probablemente ninguno se acerque en complejidad al que ahora encara dadas las circunstancias que rodean al su nuevo equipo.

Llega Aguirre a una entidad saneada, de ambiente familiar, donde la presión no es asfixiante y que ha experimentado un enorme crecimiento desde que cayera en manos de Asier Garitano cuando se encontraba en Segunda B. En ese sentido, todo apunta a que podrá desarrollar su trabajo con tranquilidad y confianza. Eso sí, deberá dar forma a un Leganés diseñado en verano según los gustos de Pellegrino toda vez que se veía en él a la persona ideal para sacarle brillo. De esta manera hereda un grupo de jugadores donde hay nombres que eran de confianza de su predecesor y que se acostumbraron a desenvolverse en un dibujo con cinco defensas.

Está a solo seis unidades de salir de los puestos de descenso, sin embargo, es la peor defensiva y ofensiva; el Leganés ya se ha enfrentado a dos de los tres grandes del futbol español. Cayó 1-0 ante el Atlético de Madrid y posteriormente el Real Madrid los superó 5-0 y será el 23 de noviembre cuando se mida al Barcelona, actual líder de la competencia.

El nuevo equipo de Aguirre es la décimo tercera plantilla de más valor de las 20 que hay en España con 106,80 millones de Euros. Están por encima del Levante, Real Valladolid, Deportivo Alavés, Eibar y los recién ascendidos Mallorca, Osasuna y Granada.

Aguirre debutará el próximo viernes ante la Real Sociedad, equipo que es tercer lugar de la tabla general con 22 puntos, mismos que tiene el Barcelona y Real Madrid, que están en primero y segundo sitio respectivamente por tener mejor diferencia de goles.

Aguirre deberá explotar al máximo sus dotes como motivador para espolear a un vestuario mentalmente roto pero capacitado para darle la vuelta a su destino. Le respalda una frase asociada ya al club: "En Leganés, los sueños se cumplen".

*Nota del editor: Foto en portada tomada de @CDLeganes*