Sebastián Córdova quiere volar alto

Para ningún aficionado del América, del Guadalajara o del resto de los equipos de la Liga MX, es una sorpresa el gran rendimiento que está demostrando Sebastián Córdova este torneo, y no es solo momentáneo, ya que el canterano americanista ha tenido el mismo gran desempeño desde su vuelta al nido, tras estar cedido en Necaxa un par de torneos, por lo que los reflectores lo señalan, como el próximo mexicano en emigrar a Europa.

Con la Selección Mexicana Preolímpica, que esta buscando en estos días su boleto a Tokio 2020, lleva cuatro goles en dos partidos; en el primero, firmó un hat-trick perfecto: gol con pierna izquierda, gol con pierna derecha y gol de cabeza. Dos de esas anotaciones gozaron de exquisitez. El penalti lo cobró mal, pero lo resarció bien, aunque haya sido a una inocente República Dominicana y luego contra Costa Rica, a quien vacunó con un tanto, que le sirvió para empatar con cuatro goles a Hugo Sánchez, Aarón Padilla, Leonardo Cuellar y Erick el Cubo Torres, jugadores que sumaron los mismos goles que el americanista en los Preolímpicos que disputaron.

El medio ofensivo del América ha sido figura con el Tri, y la afición que asistió al Estadio Akrón de las Chivas se lo reconoció con aplausos, después de que el jugador dio un pase para gol y sumó una anotación a su cuenta en el triunfo ante los ticos.

Sebastián Córdova está en un gran momento. Debe aprovechar la vitrina de la olímpica para seguir forjando un camino hacía el futbol del mayor nivel del juego.

El originario de Aguascalientes tiene un estilo de juego bastante particular y muy apreciado por los equipos europeos, el mexicano recupera balones en la zona defensiva, asiste a sus compañeros y hasta marcar goles, algo que pocos jugadores en el mundo son capaces de hacer, pero que Córdova lleva a cabo a la perfección.

Una cualidad más del joven mexicano, es que domina de manera precisa ambos perfiles, por lo cual marcarlo es una tarea de lo más complicado, ya que puede tirar con cualquier pierna sin tener mayor apuro.

No hay duda que Córdova es un jugador bastante completo, pero algo que lo hace un jugador mucho mas diferencial, es la polivalencia que tiene sobre el campo de juego, ya que ha jugado en cinco posiciones en su carrera, ha jugado de: lateral izquierdo, interior por izquierdo, medio campista de contención, extremo derecho y media punta, un Todo Terreno, en toda la extensión de la palabra.

Disfruta el juego, lo entiende perfectamente, transita en el campo con una libertad que resulta envidiable. Existen ciertos jugadores a los que no les puedes permitir independencia porque son capaces de convertirlo en libertinaje, pero Sebastián es todo lo contrario; Córdova necesita absoluta emancipación para entrar en sintonía con su arte.

Es un jugador excepcional, de eso no existe duda, sin embargo, la adaptación al futbol europeo es muy complicada para los futbolistas mexicanos, el caso de Diego Lainez es muestra de lo difícil que es afrontar el balompié europeo, pero el nuevo ídolo del americanismo se ha mostrado maduro y capaz de afrontar cualquier reto.

El joven de 23 años está apenas en los primeros peldaños de una escalinata interminable, infinita. Un sendero peligroso, con emboscadas, con asaltos, con imponderables.

Ser un futbolista de perfil izquierdo lo hace vistoso, los zurdos son más seductores y mejores que los diestros, y aparte son mucho menos en cantidad. Es inteligente dentro del campo, eso es notable, se sabe poseedor de un ingenio sobrenatural y lo explota, siendo lo mejor y lo más importante que no se acobarda en ninguna atmósfera. Puede jugar bien o mal, pero sus ideas, su magia y su creatividad no la esconde nunca.

Humillar a Chivas y a Dominicana está más cerca del principio del camino que del final de la ruta. El jugador es una bomba de tiempo de testosterona. Y la mecha es corta e inflamable.

El futbolista del América ha hecho del Estadio Akrón su recinto para alcanzar algunos de sus mejores momentos. En el Clásico Tapatío, de hace dos semanas, el seleccionado nacional acabó como uno de los ídolos de las Águilas con un tanto, siete días más tarde regresa y ahora es despedido entre aplausos.

Parece ser el momento para que Cuauhtémoc Blanco se rija como un ejemplo a seguir de lo que hizo en la cancha, pero eso depende del mismo Sebastián Córdova, no sólo de lo que haga dentro de la cancha, sino que aprenda a discernir sobre qué hacer y qué no hacer fuera de ella.

Tiene una gran calidad, esa ambición es la que tiene que trabajar; en su equipo lo está haciendo de maravilla, ahora en Selección Preolímpica lleva cuatro goles y en la medida que siga pensando en hacer goles, creo que los va a conseguir.

*Nota del editor: foto tomada de @Cordovar97*