Real Madrid y América desaprovechan; Raúl Gudiño, no

Desde el miércoles hasta este domingo, vimos como dos equipos con múltiples títulos (guardando toda dimensión), Real Madrid y el América, dejaron escapar la oportunidad de tomar el liderato en sus respectivas Ligas.

Primero el Madrid, que en dos ocasiones, no supo aprovechar el mal momento que vive el Barcelona en dos ocasiones. A media semana perdió 3-0 ante el Sevilla, desaprovechando que, el todavía líder de España, el cuadro culé, perdió 2-1 ante el Leganés, y luego este fin de semana, con el empate 1-1 entre el equipo de Lionel Messi y el Athletic de Bilbao, dejaba en manos de los merengues el tomar el liderato en el Estadio Santiago Bernabéu, sin embargo, también empataron 0-0, en el derbi madrileño ante el Atlético de Madrid.

Mientras que en México, la derrota del Cruz Azul en Pachuca, ponía al América, con un triunfo ante el Guadalajara, su acérrimo rival, de tomar la cima en el Apertura 2018, pero el resultado fue un empate 1-1 en el Estadio Azteca.

El Clásico nacional necesita una mención aparte. Porque de las grades batallas salen los grandes héroes, los ídolos, los jugadores que pasan a la historia por su gran actuación en esta clase de juegos, entre América y Chivas, esta ocasión, le tocó al portero rojiblanco: Raúl Gudiño.

A sus 22 años y luego de volver de algunas temporadas en Europa, Gudiño debutó en un Clásico frente al América y lo hizo con los brazos en todo lo alto para defender su valla. Rodolfo Cota se empieza a quedar en el pasado, mientras el joven guardameta se llevó los primeros aplausos de sus aficionados ante su descomunal exhibición.

El portero formado en Chivas, pero con un pasado en Europa en equipos como Porto o APOEL Nicosia de Chipre, apenas sumó su octavo partido de Liga MX en su joven carrera, pero el Clásico ha sido su momento cumbre por la actuación presentada.

El penalti atajado a Mateus Uribe al minuto 95 - que por cierto no debía de cobrarlo, al no ser el tirador oficial- fue la cereza con la que cerró la noche. Antes de eso, Gudiño, ya había vivido varias acciones igualmente importantes para negarle el gol a un América insistente que probó varias veces desde fuera del área, pero se topó con un muro que solamente fue vencido con un remate desviado.

No es la primera vez que el arquero mexicano se convierte en héroe desde los once pasos. Con la Selección Mexicana sub-17 en el Mundial del 2013, el canterano de las Chivas atajó un penalti en los cuartos de final, en una larga serie que quedó a favor del Tri 11-10 frente a Brasil; además de salvar tres veces al Porto B.

Las Águilas son la mejor ofensiva del torneo, pero el domingo se toparon con una de las mejores tardes que el portero del Rebaño tendrá en su carrera.

Sé que ese es su trabajo, para eso le pagan, pero un penal atajado en la última jugada del partido y sus enormes desvíos durante los 95 minutos que duró el Clásico, sirvieron para que Gudiño se convirtiera en el héroe de las Chivas, que acallaron al Azteca al quitarle la oportunidad de la victoria al América, que sufrió en esta semana en los penaltis: el martes fue eliminado de la Copa MX ante Cd. Juárez en la tanda de penales, y luego este domingo no ganó el Clásico por la falla desde el manchón penal de Uribe, a quien le regresaron los fantasmas.

El penal errado, o más estrictamente dicho atajado a Uribe, en el Clásico Nacional no evitó que se recordara aquella falla en la tanda de penaltis en la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 con la Selección de Colombia frente a Inglaterra en octavos de final.

Los locales fueron dueños de la primera mitad al hacer pesar su superioridad en el centro del campo y circular el esférico hacia el área rival. Sin embargo, con el correr de los minutos los rojiblancos tomaron confianza y también tuvieron dos llegadas que fueron bien rechazadas.

El Rebaño dio el primer golpe y aunque José Carlos Van Rankin estaba en fuera de lugar, nadie le quita el gran jugadón que realizó. Parecía que se había comido al brasileño Dani Alvés, por la banda derecha. Se quitó a tres hombres y cedió a Alan Pulido, quien sin problemas metió la pelota a la red y provocó la explosión en las gradas.

Me queda claro que Raúl Gudiño es el presente de las Chivas y el futuro de la Selección Mexicana y habrá otras oportunidades de ser líderes más adelante, tanto para el Real Madrid como para América, pero, si no aprovecharon el mal momento de sus enemigos históricos, dudo que el Barça y las Chivas, tengan otros momentos para el olvido.

@Hortattack

*Nota del Editor: Imagen: Especial Internet*