Raúl, en ascenso; Chucky, en picada y Messi, más cerca de Pelé…

Raúl Jiménez volvió a ligarse a equipos importantes de Europa, luego de convertirse en el mexicano con más goles en una temporada de la Premier League con 14, cifra que podría aumentar, al tener más compromisos en puerta. Pero los nombres de la Juventus, el Manchester United y el Real Madrid, equipos de primer nivel en sus ligas, hacen soñar al originario de Tepeji y sobre todo a los aficionados, que algo tendrán seguro, no lo verán en la MLS la próxima temporada, como lo han hecho anteriormente otros tricolores.

Raúl, en estos momentos es el símbolo del futbolista mexicano en Europa, por encima del Tecatito Corona, quien también brilla con el Porto, y del Chucky Lozano, quien a pesar de ser el fichaje más caro de la institución del Nápoles y el mayor remunerado económicamente de todos los futbolistas mexicanos, no la está pasando como él hubiera querido a su llegada al balompiés de la bota, con todo y que es uno de los jugadores con mayores habilidades que ha producido el país en la última época, pero ha visto cómo su trayectoria europea se ha atorado.

En estos momentos, Raúl es el que ve a todos para abajo, por su productividad en la Premier League que lo ubica entre las joyas del deseo para este verano en Europa, tras marcar y asistir en dos diferentes competencias en lo que va de la temporada, tanto en la liga como en la Europa League.

Es la piedra angular de los Wolves en Inglaterra, con constante participación en Copas Europeas y es el dueño de la camiseta '9' del Tricolor. En la temporada 2019-2020 suma 48 partidos un número considerable pensando en los tres meses que estuvo detenido el futbol por la crisis del Covid-19; 14 goles en la Premier League superando la actuación de Javier Hernández y que podrían aumentar. Nueve anotaciones en competencias Europeas y tres con la Selección del Tata Martino. Un total de 26 goles en 48 encuentros.

En promedio participa en más de 60 jugadas por partido y es el jugador que más disparos tiene en lo que va de la temporada de la Premier League, con 103 tiros, de los cuales solo ha podido marcar en 14 ocasiones, por lo que se encuentra a cinco tantos de Jamie Vardy, líder de goleo, quien suma 61 intentos para marcar. Esto confirma su crecimiento, es letal frente al marco y ayuda en la elaboración del ataque. Una combinación rara en estos tiempos. Promedia más de 25 pases por juego, una cifra importante porque la gran mayoría son en los 3/4 de cancha.

Además en el mano a mano ha crecido enormidades. Con la pelota al piso gana el 40% de los duelos y en el juego aéreo el 44%. El mexicano logra mezclar un gran rendimiento individual, sumado a un gran aporte al funcionamiento ofensivo.

Si quiere emigrar a un equipo que tenga aspiraciones más importantes, tiene que ser este el momento, aunque su mejor opción es seguir en Inglaterra, donde su adaptación ha sido total, mucho mejor que en España o Portugal. Sé que suena muy seductora la idea del Real Madrid o la Juventus, pero no podemos perder de vista la irregular transición que habrá del final de la actual campaña a la siguiente.

CHUCKY, NO TIENE QUÍMICA CON GATTUSO

La salida de Carlo Ancelotti del Nápoles le afectó a Hirving Lozano. No ha habido química con Genaro Gattuso, técnico que tomó las riendas del club, ya que éste no considera que el mexicano tenga las características para cumplir con su estilo de juego.

Es hora de que el Chucky tenga una larga charla con Gattuso, para saber si cuenta con él, pues a pesar de haber cinco cambios desde la reanudación del futbol, el mexicano no ha pisado ni un instante el terreno de juego, ni siquiera en la final de la Copa italiana, la cual pudo levantar como suplente; es momento de demostrar su carácter tanto adentro como fuera del campo.

Los desencuentros entre Chucky Lozano y Gattuso comenzaron desde el 11 de diciembre del 2019, cuando Gattuso fue nombrado sucesor de Ancelotti. En su primer partido como estratega, el técnico no dudó en mandar a la banca a Lozano, quien había sido titular en ocho de los 11 juegos que había disputado en la Serie A, además de iniciar en los primeros cinco duelos de la Fase de Grupos en la Champions League, donde el equipo se clasificó a octavos de final. Desde que Gattuso llegó al equipo napolitano, el Chucky, solo ha visto actividad en cinco juegos de la Serie A para un total de 63 minutos y uno de la Copa en enero de este año frente al Perugia. En todos los juegos solo ha entrado de cambio, bajando su valor en un 38 por ciento. Así, el autor del histórico gol que le dio el triunfo a la Selección Mexicana ante Alemania en Rusia 2018 pasó de valer casi 50 millones de dólares a sólo 31 millones.

Nunca antes la carrera de Hirving Lozano había volado tan bajo. Pero no es el primero ni el último en padecerlo. Sólo recuerden a Jared Borgetti, con el Bolton a pesar de anotar cada vez que se les ocurría meterlo de cambio, Javier Hernández en la etapa David Moyes en el Manchester, la salida de Hugo Sánchez del Real Madrid por culpa del técnico Leo Beenhakker, la pesadilla de Nery Castillo en el Shakhtar Donetsk, Efraín Juárez y su freno con el Celtic del técnico Neil Lennon, la desilusión de Giovani dos Santos en el Tottenham, la desconfianza que mostró el Cholo Simeone en el Atlético de Madrid para con Raúl Jiménez, el poco chance a Diego Lainez en el Betis o el momento complicado que vive también Edson Álvarez en el Ajax, ante las críticas de Ronald de Boer.

Nada es permanente en el futbol, pero eso sí, “nada es personal, son solo negocios”, ya lo dijo Michael Corleone en la maravillosa zaga de El Padrino...

MESSI, MÁS CERCA DE PELÉ

Lionel Messi sigue escribiendo con oro su nombre. Los números que está cosechando en cada temporada sirven para romper los récords que todos pensábamos que tardarían más años en superarse, pero él lo está logrando.

A sus 32 años está cerca de ubicarse como el mejor de la historia, e incluso está intentando superar a Pelé en cuanto a goles se refiere.

A uno de llegar a los 700 goles en su carrera profesional. Hoy lo podría hacer en el Camp Nou cuando el Barcelona reciba al Athletic. Suma pues 629 dianas con el Barcelona en 721 partidos.

Desde su primer tanto el 1 de mayo de 2005 contra el Albacete, ha celebrado 440 tantos en La Liga, 114 en la Liga de Campeones, 53 en la Copa del Rey, 5 en el Mundial de Clubes, 14 en la Supercopa de España y 3 en la Supercopa de Europa.

La media goleadora con la selección es algo más baja (0.68 tantos por partido) si se compara con la media conseguida con el Barça (0.87 por partido).

Así, Messi suma con su selección 34 tantos en partidos amistosos, 21 en eliminatorias sudamericanas, 9 en partidos de la Copa América y 6 en la Copa del Mundo.

El próximo récord que Messi tiene cerca es el de más goles oficiales en un único club. Pelé logró 643 con el Santos, antes de irse al Cosmos estadounidense, y Messi suma 629 con el club azulgrana.

En lo que va de temporada, el argentino ya suma 26 dianas entre las tres competiciones, siendo el máximo goleador destacado de la La Liga con 21 goles, y ha repartido 18 asistencias.

Los números fríos pueden demostrar que el argentino está muy cerca de convertirse en el máximo anotador de un solo club en partidos oficiales. Pero también hay un toque de historia en la discusión.

Sin embargo, los números son muy diferentes si tenemos en cuenta todos los juegos, incluidos los amistosos.

Por lo tanto, la cuenta de Pelé se eleva a 1,091 goles con la camisa blanca, y es esta cuenta la que también está respaldada por el Guinness, el Libro de los Récords.

Sigamos bendiciendo al futbol, que tiene a Messi, como su máximo estandarte.

*Nota del editor: foto en portada: especial Internet*