¿Quién salvará a Chivas de su enésima crisis?

La directiva de las Chivas contrató a José Saturnino Cardozo, creyendo que era aquel goleador temible que jugaba con el Toluca, siendo que como técnico no habría brillado en sus anteriores clubes.

Nueve meses duró el paraguayo en el banquillo del Guadalajara, tras la salida de Matías Almeyda – a quien por cierto no le va nada bien en la MLS, y a quien la afición rojiblanca lo sigue pidiendo para su retorno al Rebaño -, los números de Cardozo no fueron su mejor aliado luego de 29 partidos de liga, de los cuales ganó nueve, empató ocho y perdió 12. Y confío que esos números se podrán superar con Alberto Coyote, quien llega como interino, porque siente los colores de las Chivas, al convertirse en un símbolo en la década de los 90. Seguramente impactará, como suele ocurrir en las primeras semanas, en el futbolista.

Ante la crisis de Chivas, solo hay únicos culpables: la gente que conforma la directiva rojiblanca, que esperaban, milagrosamente, con un técnico de vitrinas vacías, y un equipo con la chequera llena y el espíritu vacío, Liguilla y títulos.

Entre los más grandes pecados de Saturnino Cardozo fue perder dos Clásicos ante el América en menos de cinco días y el de este domingo ante Pumas; desprenderse de futbolistas importantes que habían estado en la gestión de Almeyda como: José Juan Macías, Orbelín Pineda, Carlos Salcido, Edwin Hernández y Ángel Zaldívar; pasará a la historia por ser el primer entrenador en dirigir a Chivas en un Mundial de Clubes, pero lo hizo con número negativos. Cayeron en su primer compromiso del certamen ante Kashima Antlers y posteriormente perdieron en penales ante Espérance de Tunis en duelo por el quinto lugar; Chivas culminó en la posición 11, con 20 unidades, en el primer semestre del paraguayo. Tras su salida, el equipo está ubicado en el mismo peldaño, pero con 15 puntos a cuatro del octavo lugar; los refuerzos como Alexis Vega, Dieter Villalpando, Guillermo Madrigal y Tony Alfaro no han rendido a excepción de Jesús Molina e Hiram Mier; el paraguayo tuvo 14 encuentros de local en la Liga MX, de los cuales solo pudo ganar cuatro, empatar dos y perdió en ocho ocasiones, y por último, siendo Cardozo un asesino del área, no supo guiar a los suyos al gol. En los 29 partidos que dirigió en Liga con el Rebaño, su equipo marcó 33 anotaciones, lo que da como promedio 1.13 por encuentro.

Guadalajara está a un punto del último lugar de la tabla de cociente de cara al Apertura 2019, con 68 puntos, únicamente arriba de Atlas y Querétaro, que suman 67, y del Veracruz, que en caso de pagar los 120 millones de pesos comenzarán con cociente neutral al igual que el equipo que ascienda.

El Rebaño perderá para el siguiente año futbolístico lo que cosechó en el Apertura 2016 y Clausura 2017, torneos que han sido los mejores en los últimos tres años, el primero con 28 puntos y el segundo, en el que fueron campeones, con 27. Ambos certámenes mantenían al Rebaño en la decimotercera posición de la tabla de descenso.

Para el Clausura 2019 se contarán los torneos desde el Apertura 2017, justo desde el semestre que los rojiblancos no clasifican a la Liguilla. En aquella competencia con Matías Almeyda sumaron 18 unidades, un semestre más tarde, aún con el argentino hicieron 15. José Saturnino Cardozo llegó para el Apertura 2018, en el que obtuvo 20 puntos, mientras que en el actual Clausura 2019, tienen 15 tras 12 fechas.

Lo mejor que le podría suceder a Chivas hoy es que Jorge Vergara y Matías Almeyda vuelvan y que José Luis Higuera se vaya, porque el problema de Chivas se agrava, con Jorge Vergara enfermo. Es evidente que Higuera no tiene soluciones inteligentes ni correctas.

Guadalajara consiguió cinco títulos con la dirección técnica de Almeyda, pero a nueve meses de su separación ambos sufren. Chivas está en una crisis con cinco partidos sin conseguir victoria y las posibilidades de avanzar a la Liguilla son pocas; mientras que el entrenador argentino comanda el peor inicio de San José Earthquakes.

La crisis de Chivas es constante. Tras los graves problemas en la porcentual de hace un par de años, encontró en el argentino Matías Almeyda al personaje ideal que no sólo le devolvió al equipo una estabilidad, también la gloria de títulos de Liga, de Copa y de la Concacaf.

*Nota del Editor: Foto: www.chivasdecorazon.com.mx*