El Piojo que mutó en Tigre para seguir reinando

Se vienen las semifinales de la Liga MuuuyX y para esta etapa echaron al superlíder América, que lo único que hizo es demostrar que no jugaba a nada, que su estancia en la cima era meritorio de un esquema resultadista. De lo exquisito del futbol en conjunto, las famosas tres G (ganar, gustar y golear), las formas son muy importantes y todas esas maneras de aprobar que un plantel da espectáculo, solo tenía una, la G, de ganar, pero ni eso pudo tener en la Liguilla, al quedar eliminado por un equipo que durante el torneo se ubicó en la penúltima posición, pero que con la llegada del Dr. Miguel Mejía Barón como Director Deportivo, los Pumas lograron ascender y meterse entre los mejores 12 del torneo, el 11 para ser más específicos, hasta ubicarse en la antesala de la final.

De los otros semifinalistas, Atlas contó con fortuna al dejar fuera a Monterrey, otro de los fracasos más sonoros, por la inversión que se le hizo y que a pesar de ello, el Vasco Aguirre señaló que el plantel estaba muy corto para las aspiraciones de titulo;  León hizo pesar su estilo y Tigres encontró un gol, aunque no había merecido más.

Sin embargo, el último mes del año se convierte en sinónimo de triunfo para el equipo de Tigres, en las ramas varonil y femenil, por lo que tenemos que tomarlo muy en cuenta para el título.

Desde el 2011, el equipo felino nos tiene acostumbrados a levantar un título en diciembre al vencer a Santos en una fría e intensa final, rompiendo la malaria de 29 años sin un campeonato en la Liga MX.

Y cuatro años más tarde, en el diciembre del 2015, los auriazules repitieron un campeonato, ahora en el Estadio Olímpico Universitario, ante los Pumas.

Otra final emocionante fue ante América, el 25 de diciembre de 2016, de nueva cuenta en el Estadio Universitario, Tigres sumó otro trofeo más a las vitrinas de San Nicolás como un grandioso regalo navideño.

El diciembre del 2017 quedó grabado en la historia de todos los aficionados felinos, que vieron como ganaban su sexto título, y qué mejor, contra el acérrimo rival de la región, los Rayados de Monterrey.

Tres días antes de Navidad del 2020, no fue la excepción. Aunque esta vez no se logró levantar un título de liga, fue un trofeo de campeón internacional, tras vencer al LAFC de Carlos Vela.

Aunque Tigres ya no cuenta con Mejía Barón, quien fue el artífice del éxito del Tuca Ferretti con los de San Nicolás, los felinos norteños tienen en el banquillo a Miguel Herrera, un animal de Liguillas. Muchas veces, El Piojo, con los diferentes equipos que ha dirigido, ha avanzado a semifinales y cuenta con el respaldo de sus jugadores, quienes han ganado cuatro títulos de Liga MX en los últimos seis años.

Hasta esta instancia, El Piojo llevó a otro equipo regiomontano. Lo hizo en el Apertura 2004, torneo en el que llegó hasta la Final, aunque desgraciadamente para los Rayados no lograron vencer a unos Pumas, que lograron el bicampeonato.

Pero aquel semestre fue muy bueno para Herrera, ya que el Monterrey terminó en sexto lugar con 27 puntos y avanzaron a la Fiesta Grande. Culminó el certamen invicto de local, fueron la mejor ofensiva con 36 goles. Números que son una copia de lo que el mismo Miguel ha logrado en su primer torneo con los felinos en fase regular, ya que los auriazules terminaron en cuarto lugar con 28 puntos, fueron la mejor ofensiva con 26 goles y no perdieron en el Estadio Universitario.

Otra coincidencia es que cuando El Piojo dirigió a Rayados, tuvo en su equipo al mejor goleador del torneo, en los pies de Guillermo Franco. Esta vez, El Diente López fue el máximo Romperredes con 9 tantos.

Miguel Herrera evoluciona como DT, eso sí, siempre con un planeamiento ofensivo. Prometió goles con Tigres y tuvo al equipo como la mejor ofensiva, a pesar que su líder Gignac, no estuvo al 100 por ciento físicamente, pero que en la recta final de la fase regular y en la ida de los cuartos de final, nos deleitó con su calidad de perforar la portería rival.

El seleccionador nacional en el Mundial de Brasil 2014 tiene un reto con la UANL, llegar a la final de la Liga MX en su primer torneo como técnico de los felinos y obtener el trofeo de campeón y emular al legendario Carlos Miloc en la campaña 1977-1978.

No cabe duda que hablar del director técnico Miguel Herrera, es tener en cuenta espectáculo y pasión en las Liguillas del futbol mexicano.

*Nota del editor: imagen en portada: @TigresOficial*