Peligra el Tri por el “Eeeeeh... puto” y sin el Chicharito

Irónicamente, la afición mexicana se ha convertido en el principal rival de la Selección Mexicana, luego de las sanciones efectivas de la FIFA por el grito homofóbico por una cierta parte de las tribunas.

Dos partidos oficiales como locales de la Selección Nacional a puerta cerrada, se pueden ir juntando, con quitar puntos en la Eliminatoria y está en juego, el que México tenga la sede compartida del Mundial 2026, si es que continúa el “Eeeeeeeeh Puuuuuto”.

Ya empezó a presionar la FIFA con la multa económica y con la sanción sin público en los próximos juegos del Tri como local. Pero es algo que no está en las manos de los federativos, ni de los equipos, puesto que ellos han hecho su parte con las campañas de publicidad entre jugadores y comentaristas, avisos en el sonido local de los estadios, suspensión temporal de los partidos en que esto se presenta y quién sabe cuánta cosa más, para que no se de el grito, sin tener un resultado positivo. Esto es cuestión de educación, de inteligencia, para comprender el mal que se le esta haciendo al equipo de todos.

Casi una decena de multas disfrazadas de llamadas de atención llegaron a las oficinas mexicanas en los años recientes. La FIFA, o ya se cansó de peticiones a la FMF o tiene una razón mayor previo a la organización de la Copa del Mundo 2026, y ese nuevo manotazo que dio en la mesa tiene otras intenciones, como el que México ya no sea sede dentro de cinco años.  

Aquí ya no se trata de entender el grito prohibido, que si es homofóbico o no. Es necesario quedarse callado en el despeje del portero rival para que México pueda jugar el próximo Mundial.

FALTA DE RESPETO A CH14.

Respecto a otro tema referente a la Selección Mexicana, Gerardo Martino consideró una falta de respeto que no se consideren a Henry Martín y Alan Pulido como los "9" del Tri, pero el seleccionador si se la faltó al máximo goleador de la Selección, Javier Hernández.

Convocó al Chicharito a una prelista de 60 jugadores y a los dos días recortó esa lista, en la que incluyó a la figura legendaria del Tri, y en la que permanece el nuevo mexicano y compatriota de Martino, Rogelio Funes Mori.

Lo llamó para calmar la presión a su convocatoria; su llamado solo fue llamarada de petate.

El exdelantero de las Chivas ha tenido destacadas actuaciones en la MLS, pues ha marcado siete goles y dos asistencias en la temporada 2021, mejores números que los de Pulido y está en mejores condiciones físicas y futbolísticas que Funes Mori.

Bien pudieron estar los dos, tanto Chicharito como el Mellizo para la Copa Oro. Y que se hicieran pedazos, entrenamiento a entrenamiento, concentración a concentración, día por día, para merecer la titularidad.

Pero Martino sigue tratando de justificar lo injustificable... Lo que molesta es que no diga cuál es el verdadero motivo por el que no ha convocado a Javier Hernández.

Tampoco prefirió a Santiago Ormeño ni lo llamará aunque sí lo quiera. El delantero tuvo un gran torneo con La Franja llegando hasta las semifinales del Guardianes 2021 y fue el jugador nacido en México con más anotaciones: 17 en dos torneos.

Sin embargo, las ilusiones de ver a Santiago Ormeño se apagaron, cuando al minuto 83 del juego Colombia-Perú de la Copa América, entró al terreno de juego, para hacer su debut con la Selección peruana y terminar así con una telenovela en la que se debatió entre defender la camiseta de la Selección Mexicana o la peruana de su abuelo Walter Ormeño.

Mientras, en la Selección Mexicana se seguirá sufriendo por la falta de delanteros, tras la ausencia de Raúl Jiménez por recuperación, solo por el berrinche del seleccionador nacional.

*Nota del editor: foto en portada: especial Internet*