¿Neymar, lo vale?... ¿como para que el Madrid y el Barça pierdan la dignidad?

¿En verdad vale oro Neymar, como para lanzar un ultimátum al Barça?, ¿para condicionar al Barcelona y al Real Madrid?, ¿de verdad se dejarán manipular así?, ultimátums, presiones, chantajes... parece que sí lo están haciendo.

Primero, el Barça insiste en fichar al que lo traicionó para irse por millones de euros a París, además de tenerlo demandado. Segundo, el Madrid lucha por contratar al jugador que ha gritado a los cuatro vientos, querer vestir nuevamente los colores blaugranas. Aún así, a los culés y a los merengues se les caen los calzones por tenerlo en sus filas.

El único que se ríe de todo es Neymar, capaz de mover los hilos de todo el mundo como si él fuera el único crack del futbol.

El Barcelona y el Real Madrid juegan a su juego del brasileño, con la incertidumbre en vilo. Si lo fichan, está mal por poner en riesgo su futuro económico; si no lo fichan, está mal por hacer el ridículo durante más de un mes.

Todo el mundo sabe, todo el mundo conoce, todo el mundo interpreta. Pero nadie acierta. Hasta que se cierre la historieta el 2 de septiembre, o antes...

Le han pedido gestos públicos para dar a conocer al mundo, de viva voz, ¿qué es lo que quiere él?, pero no hay ningún gesto de Ney. Aspirar a que retire la demanda que tiene interpuesta contra el Barça, está fuera de lugar, ¿verdad?

Neymar tiene un sueño: ganar el Balón de Oro. Pero van pasando los años y a seis meses de cumplir 28 ese objetivo, en vez de acercarse, se aleja cada vez un poco más. Sólo hace falta ver la portada a toda página que dedica el medio que concede el trofeo individual más preciado por los futbolistas al crack del PSG, France Football. Con una foto en primer plano del jugador que, pese a todo, está en la agenda de fichajes de FC Barcelona y Real Madrid, France Football titula su portada con un impactante “¡Qué desperdicio!”. El periódico habla de “una carrera parada”, de “imagen dañada” y “Pequeño entre los más grandes”.

Entre los elementos que valora France Football para plantear este debate está la comparativa con varios cracks históricos brasileños, “ocho monstruos” según definición de la revista, respecto a Neymar.  Se trata de Pelé, Garrincha, Zico, Romario y los cuatro ganadores brasileños del Balón de Oro, Ronaldo, Rivaldo, Ronaldhinho y Kaká. Las conclusiones no son halagüeñas para Neymar, “todavía pequeño frente a los más grandes”.

A una semana del cierre del mercado de fichajes, en la villa del Madrid y del Barça se encuentran mordiéndose las uñas y arrancándose los cabellos por el dilema “Neymar”.

Florentino Pérez y Josep Maria Bartomeu se juegan mucho en este pulso por el brasileño, cuya continuidad en el PSG semeja insostenible a la vista de los acontecimientos que culminaron con pancartas y asimismo insultos contra el delantero en el Parque de los Príncipes, donde ya desaparecieron prácticamente cualquier rastro de él en la tienda oficial.

Tanto blancos como blaugranas, no pueden arriesgarse a que el eterno contrincante les coma el mandado. La negociación pasó a ser un Clásico en toda regla y eso lo cambia todo. Si el jugador termina de blanco, las críticas serán imprevisibles, sería un golpe de mano madridista y viceversa.

Florentino es un enamorado del futbol de Neymar y contempló su compra en múltiples ocasiones en el pasado y a Bartomeu, le dolió que se haya ido al PSG.

Para ambos clubes, hay un hándicap, y es en el económico. La creciente vigilancia de la UEFA con el Fair Play Financiero condiciona de forma notable: el balance del Madrid en verano es de unos -170M€, y lo aconsejable es no pasar de -100. Por ello ha de concretar las salidas de Bale, James y Mariano. A su vez, el sueldo de Neymar (unos 38M€) es más del doble de los de Ramos o bien Bale, lo que podría agitar al vestuario. La posición en la que más incidencia tendría Neymar está de sobra cubierta Después del fichaje de Hazard.

Para el Barça, después de solventar 75 millones más 11 en variables por De Jong y pedir un crédito para abonar los 120 millones de la cláusula de Griezmann, el Barça no está para más gastos, sin embargo, hoy, nuevamente habrá gente del Barcelona en París para dar su última oferta por el brasileño. Según el diario Le Parisien, el club azulgrana incluirá a Ousmane Dembélé y la misma cesión con opción de compra no obligatoria en 2020 y ya obligatoria en 2021 por 170 millones de euros, todo con el objetivo de poder tener una plantilla con la que se aspire de una vez por todas a una Champions League que el Barcelona no conquista desde que precisamente Neymar estaba en el equipo, en el año 2015, ante la Juventus de Turín.

Pero, ¿qué aportaría Neymar? Desequilibrio y espectáculo. Pero nula implicación colectiva y defensiva. Como bien ha dicho Van Gaal, seguiría jugando para él mismo, no para el equipo. Incluso Guardiola o Xavi han expresado sus dudas sobre el papel de Neymar en su vuelta. Volverían, eso sí, las fotos en la fecha del aniversario de su hermana, el particular show de atarse las botas a medio partido para su acuerdo comercial…

Sin embargo, ante tantas trabas del PSG, sospecho que el equipo parisino no desea desprenderse de él y, además, que si al final decidiese hacerlo preferiría que fuera al Real Madrid, nunca al Barça.

El que Neymar vista del Real Madrid o del Barcelona, es cuestión de dignidad. Para los blancos, por el hecho que en repetidas ocasiones en el pasado, ha expresado su deseo por volver a la entidad blaugrana; para los culés, por el simple hecho de la traición en su fuga, por la forma de irse al PSG, por el desplante y por la demanda sobre el club, y aún así lo quieren. Hay que tener dignidad.

*Nota del editor: Foto tomada de @neymarjr*