Negligencia que pone en peligro la relación NFL-México

Prefirieron los conciertos de Shakira y el 25 aniversario de Telehit, que ver jugar en el Estadio Azteca a los dos mejores equipos que hay en esta temporada en la NFL: Jefes de Kansas City y los Carneros de Los Ángeles.

En diversos medios y en diferentes plataformas y distintas voces, se dijo que: “La Cancha del Estadio Azteca es un Potrero” y nadie, nadie escuchó, ni Televisa, Club América, los administradores del inmueble, NFL México, o no quisieron escuchar...

A principios de este año se anunció a los equipos que vendrían a México para un juego de temporada regular, y parecía en primer plano a unos Rams, como equipo sólido y a los Chiefs, como uno en reconstrucción; equipos que para la afición mexicana no eran de mucha importancia, sin embargo, la convocatoria fue aumentando conforme demostraban en el emparrillado su fortaleza en esta campaña, que los ubican en la cima de sus respectivas Conferencias.

Recuerdo que en el mes de julio, se anunció el cambio de césped del Azteca, por un pasto híbrido de última generación y tecnología.... lo divertido es que tuvieron tiempo para ponerlo, aproximadamente dos meses, que fue previo al Mundial de Rusia 2018 y durante éste, pero el cambio lo hicieron a días del primer partido de la Liga MX.

Es cierto, el nuevo césped tuvo invitados de la Liga Femenil, de la Liga MX, y agréguenle las filiales inferiores, este campo jamás germinó por las pisadas de futbolistas; pero lo que más le afectó fue la escenografía, sillas, puestos de comida, los alegres fans cantando y vitoreando a la colombiana y al aniversario del canal de vídeos, mientras, en el Estadio Azteca se formaba un chiquero.

Después del último concierto de Shakira, el 12 de octubre, la cancha ya estaba deteriorada, pero aun quedaban cinco semanas; después se hizo a 10 días del juego el concierto masivo y un partido de futbol el sábado.

El hecho de haber pecado de confianza provocó que, además de la pérdida del juego, México perdiera ingresos por unos 45 millones de dólares; 32 de ellos directos para la Ciudad de México, y una vitrina sin igual, pues la transmisión del evento permite publicitar a la ciudad y al país como si se hubieran pagado 250 millones de dólares en pautas.

Televisa y la gente del Coloso de Santa Úrsula deben una muy, pero muy grande explicación o al menos entregar al “especialista” que convenció que era necesario cambiar el pasto.

Teníamos el juego del año entre dos serios contendientes. Lo habían nombrado el Super Bowl XLII y medio. Íbamos a ver a los dos candidatos a MVP en Todd Gurley y Patrick Mahomes, en cambio, el juego se realizará en Los Angeles por las deplorables condiciones de la cancha.

Queda por ver el impacto a futuro. Pasaron 10 años desde que la NFL decidiera regresar a México. Las dos primeras experiencias tuvieron sus problemas, pero en general los equipos que participaron tuvieron una buena experiencia. De hecho, no creía descabellada la idea que la NFL considerara a México en el futuro para un Super Bowl. Existe la infraestructura hotelera, la capacidad organizativa y un horario cómodo para la televisión.

Arturo Olivé, director de NFL en México, no puede controlar los eventos que el Azteca ya tenía comprometidos, pero las repercusiones van a ir a todos los niveles.

Cuando tú hablas de NFL y lo haces de los protocolos de seguridad, lo hacen en todos los ámbitos. Desde cómo viajan, el cómo llegan a las ciudades a donde jugarán, cómo se transportan, cómo los van cuidando, porque al final son jugadores que cobran muchísimo dinero y es complicado que vaya a ocurrir una situación lamentable.

Lo más triste es el impacto en la gran afición a la NFL, que siempre se ha entregado a sus equipos, porque no sólo se afecta al juego entre Jefes de Kansas City y Carneros de LA, sino también se iba a realizar el próximo domingo la Carrera NFL de 5 y 10 kilómetros, iban a instalar un Fan Fest, y otros eventos más que involucraba a la NFL.

Ahora dudo que la NFL regrese a México el próximo año o en un futuro cercano…espero equivocarme.

*Nota del Editor: Imagen: nfl.com*