Mbappé y Real Madrid, para el verano 2022…

El Real Madrid y LaLiga necesitan a un “galáctico” como Kylian Mbappé, quien tiene el presente y futuro en sus píes, para dominar al mundo.

La competición española se ha visto debilitada en los últimos años y hasta este verano, por la marcha de otras grandes estrellas como son Neymar, Cristiano y ahora Messi.

Después de varios años sin fichar a nadie para dar prioridad a la millonaria remodelación del Estadio Santiago Bernabéu, tras una temporada en blanco que acabó con la segunda huída de Zidane, el anuncio y la detención de la Superliga, la polémica con el presidente de LaLiga y el fondo CVC, conflictos que han desprestigiado la figura de Florentino Pérez. Por esas razones, necesitaba un gran golpe de efecto, como el fichaje de Mbappé. Un jugador fuerte, con gran remate de cabeza, muy veloz en los contragolpes, tiro de izquierda y tiro de derecha, muy completo como futbolista.

Pero se toparon con el Paris Saint-Germain, un club que es muy difícil, compra rapidísimo, como lo hizo con el propio Mbappé, Neymar, Sergio Ramos y ahora Messi, que con un descuido de Barcelona, que aun estaba viendo si podía bajar su masa salarial y retener a Lionel… PUM!!! ya estaba la oferta sobre la mesa. Y ahora no facilitó la salida del delantero francés en dirección al Real Madrid.

Ahora el Real Madrid deberá esperar por Kylian, ante la constante negativa del PSG, que se negó, porquen no tenía tiempo para fichar a otra estrella del tamaño del joven campeón del mundo.

La directiva merengue está consciente que Mbappé no firmará una renovación con el PSG, que también sabe que si no lo vendía ya, para enero no iba a recibir ni un euro por él. Su contrato termina justamente en el verano del 2022, pero desde enero estará libre para negociar y tranquilamente manejarse con libertad.

Los rumores señalan que Mbappé quiere jugar con el Real Madrid, pero si todos esos runruneos no salieran a flote y teniendo la imagen de Kylian anotando un doblete en el debut de Messi con el PSG, diría uno: Cuando un jugador quiere irse no juega los noventa minutos, no anota un doblete y tampoco los festeja con tanta pasión como lo hizo el domingo Mbappé.

El sueño y la meta del conjunto parisino es conquistar la Champions. Se ha quedado muy corto, pero sabe que con un tridente como el de Neymar, Mbappé y Messi, sus posibilidades ascienden...

¿Son tan necesarios Raúl y el Chucky en la eliminatoria?

Tras los fracasos del Tri ante Estados Unidos en la Nations League y en la Copa Oro 2021, el Tata Martino tiene toda la presión encima en este Octogonal Final de CONCACAF, sin dos de sus goleadores: Raúl Jiménez y Chucky Lozano.

Todo se complicó para Martino, luego de darse a conocer que la Premier League de Inglaterra y la Serie A Italiana no prestarán a sus jugadores por las restricciones de viaje por el COVID-19.

Pero, ¿son tan necesarios? Las estadísticas dicen que no tanto, ya que no han marcado diferencia en estas instancias. Jiménez ha disputado 937 minutos en 17 duelos eliminatorios, en los cuales ha anotado cuatro goles, entre ellos aquella memorable chilena ante Panamá Rumbo a Brasil 2014. A excepción de ese tanto, muy poco que recordar del Lobo de Tepeji.

Una historia similar tiene el Chucky, quien firmó la misma cantidad de dianas en los 437 minutos que ha disputado en nueve duelos clasificatorios. A eso se agrega que ambos perdieron ritmo por sus lesiones, Jiménez, alejado por 9 meses de las canchas, por su fractura en el cráneo en la Premier League y Lozano por su terrible choque en la Copa Oro.

En el tema de Raúl Jiménez, el Tata, se preparó con el naturalizado mexicano Rogelio Funes Mori, una garantía de gol en los últimos 5 años en la Liga MX.

Y aunque no hubiera restricciones en la Premier, para qué convocan al delantero de los Wolves, siendo que se está volviendo a encontrar con el ritmo de juego.

Señores de Selecciones Nacionales, ¡Déjenlo en paz! ¡Déjenlo descansar! ¡Déjenlo recuperar! Y más que jugar una eliminatoria en territorio centroamericano, no es cosa fácil ni cuestión de fairplay.

En el caso de Hirving Lozano, dicho por el propio Martino, es prácticamente imposible encontrarle un símil futbolístico. Lo más parecido que tenemos a él es Uriel Antuna.

La selección los va a extrañar. Pero tiene material para no echarlos tanto de menos.

*Nota del editor: foto en portada: @PSG_espanol*