Maradona, el rey de Sinaloa

Lo podrán amar y odiar, pero en dónde se pare, dará de que hablar. Así es Diego Armando Maradona, una figura mundial. Convoca como pocos tanto dentro como fuera de las canchas, a pesar de los 22 años que se cumplirá desde que dejó de jugar futbol a nivel profesional.

El “10” tiene un magnetismo especial que alcanza a todas las generaciones, y así lo demostró desde que llegó a dirigir en México con los Dorados en septiembre del 2018, cuando pensé que sólo iba a tener éxito en el plano del marketing, pero me da gusto haberme equivocado, a pesar que Maradona ha perdido dos finales con el equipo de Sinaloa.

A mi parecer, Diego no ha fracasado en lo deportivo. Le ha dado color a una liga de Ascenso, que nadie volteaba a verla. Tal vez fracasó el proyecto de Dorados por alcanzar la Primera División en México. El Atlético de San Luis, la franquicia del Atlético de Madrid, le ha despojado la posibilidad de ascender. No hubo resquicio para alguna gesta heroica por parte de los pupilos de El Diez, quien arañó lo que hubiese sido su primer título como entrenador.

En la historia del futbol mexicano ninguna final de la segunda división había tenido importancia fuera de sus fronteras. El factor Maradona ha revolucionado esa categoría. Ha hecho, con su sola presencia, que medios argentinos, japoneses e ingleses se interesaran en los últimos nueve meses del astro argentino en Dorados.

El Pelusa conmovió a Sinaloa por su carisma, por cómo motiva, por los bailes dentro del vestuario tras cada partido, por la humildad que muestra con sus dirigidos día a día, al punto de decir que nunca contó con un plantel tan importante como el actual, pese a dirigir, nada menos que a Messi, Agûero y Tevez en la Selección Argentina y por lo que representa para el futbol.

No era extraño ver cómo las cámaras prestan más atención por mostrar la reacción del “10” ante un gol o un error de sus dirigidos, que por lo que pasa dentro del campo de juego. Un chiste, una recriminación al árbitro o algunos de sus ingeniosos comentarios fueron captados de inmediato por la TV, con una gran repercusión en los medios y en las redes sociales.

El día que se anunció la llegada de Maradona a los Dorados de Sinaloa, hablamos de todo, menos de futbol. Afirmábamos que la figura de la Argentina de 1986 venía de vacaciones a Culiacán o que el club del norte de México iba a utilizar al ídolo sudamericano como publicidad, nadie imaginó que el Diego iba llevar al Gran Pez a dos finales en los dos torneos que ha dirigido al conjunto.

Maradona llegó en la Jornada 8 del Apertura 2018, a unos Dorados de Sinaloa que estaban en el penúltimo puesto de la tabla. Diego venía acompañado del arquero Luis Islas y se le apoyó con el mexicano Mario García, juntos llevaron al conjunto culichi a la final del Ascenso MX, que perdieron con el Atlético San Luis, ahora administrado por el Atlético Madrid de España.

La especulación continuó. Maradona no convenció a la prensa mexicana y se decía que la mente maestra eran sus dos auxiliares. Diego prescindió de ellos y tardó tres jornadas en regresar a la banca de los Dorados. En su regreso, su récord fue de cinco victorias, cinco empates y sólo dos derrotas en la fase regular.

Se desconoce el futuro de Maradona con Dorados, pero el día de hoy, está muy cómodo en Sinaloa. Tiene a sus pies a los fanáticos que lo disfrutan, aunque no tanto como cuando mostraba su enorme talento dentro de las canchas.

*Nota del Editor: Foto: Especial Internet*