Los del Tri no se imaginaron “cosas chingonas, carajo”…

En los últimos días, Javier Hernández, le tiró dos pedradas a la afición y a los medios de comunicación mexicanos, al mencionar "¡Imaginémonos cosas chingonas, carajo!", en una entrevista con David Faitelson en ESPN.

Y en la conferencia de prensa del pasado martes, continuó con el mismo tenor: "Lo mejor (de imaginar cosas así) es conseguirlas con gente chingona", en donde incluyó al plantel, al cuerpo técnico y al staff, pero parece, que esta vez, ante los suecos, no se imaginaron nada de eso.

La Selección Mexicana fue sacudida violentamente por Suecia: 3-0, en el cierre de actividades del Grupo F. Aquel equipo que hizo ilusionar a muchos con los triunfos ante Alemania y Corea del Sur, no se vio ante los vikingos. Pero que, gracias al triunfo de los asiáticos ante los campeones del mundo, el Tri avanzó a los octavos de final, porque si no, de nada le hubieran validos sus dos primeras victorias en Rusia 2018.

Suecia fue superior siempre. En la actitud de sus jugadores, y en la incapacidad de México para hacerle frente y superarlo. El 3-0 es un precio barato, pues Guillermo Ochoa fue de nuevo la figura, mientras que el árbitro Néstor Pitana despojó de una clara mano de Javier Hernández a los europeos, aunque luego se repuso con el penalti que sí marcó, aunque ése, no era.

Desaciertos defensivos, especialmente por un catálogo de errores de Edson Álvarez incluyendo un autogol que certificó el 3-0 para Suecia.

Los 30 mil aficionados mexicanos en Ekaterimburgo terminaron olvidándose del juego, para dedicarse a vitorear a Corea del Sur, y a seguir el juego de Kazán en sus celulares ante los alemanes; en forma inesperada, ya cuando agonizaba el juego de México, la gente estalló en júbilo porque sabían que Corea había conseguido el gol que prácticamente metía al Tri en los octavos de final: “Corea... Corea... Corea... Corea...” fue la atronadora exclamación que se escuchó en las tribunas del Ekaterimburgo Arena hasta en dos ocasiones.

Señal de que los alemanes, actuales campeones del mundo, quedaban fuera de Rusia 2018. Ante las derrotas frente a México y los surcoreanos, quedaron eliminados, por lo que el autor de la frase “El futbol es un deporte en el que 22 tipos corren tras un balón y al final gana Alemania", el inglés Gary Lineker, tuvo que cambiar su expresión en su cuenta de Twitter: "El futbol es un deporte sencillo. Veintidós jugadores corren tras un balón durante 90 minutos y al final, ya no ganan siempre los alemanes.

La Mannschaft fracasó de manera impensable e incapaz de ganarle a Corea del Sur y a México; quedó eliminada en la fase de grupos, por primera vez en su historia y sucediendo a España, campeona en 2010 y eliminada a las primeras de cambio en 2014.

Es la quinta ocasión, con fase de grupos, que la campeona queda fuera en la primera fase: Brasil en 1966, Francia en 1998, Italia en 2010 y España en 2014 fueron las anteriores.

El triunfo de los mexicanos y coreanos sobre los germanos, habla del nivel de competencia que traía el todavía campeón del mundo. Nunca había quedado fuera en una fase de grupos mundialista y en los cuatro últimos torneos había alcanzado cuando menos las semifinales, dos la final y proclamándose campeona en 2014 gracias a su victoria sobre Argentina.

De hecho, el combinado teutón cerró en Rusia el peor Mundial de su historia después del torneo de 1938, cuando fue eliminado por Suiza en los octavos de final.

No hay que darle las gracias a Corea del Sur, hay que darle las gracias a que Alemania dejó de producir jugadores y de meter goles. Porque tan es cierto, que México se salvó de recibir goles de los teutones y de los asiáticos. Por algo Memo Ochoa es el portero más atajador del Mundial.

Ahora, México jugará ante Brasil el próximo lunes 2 de julio en la Samara Arena; las únicas dos selecciones en el mundo que se han clasificado a octavos de final desde 1994.

La historia mundialista entre mexicanos y brasileños inició en 1950, cuando ambos inauguraron el certamen en la victoria de los sudamericanos. Cuatro años más tarde se volvieron a encontrar y la Verdeamarelha volvió a imponerse, al igual que en duelo que sostuvieron en 1962. El último enfrentamiento entre ambos fue en Brasil 2014, ahí dividieron puntos. Por lo que México estará buscando su primer gol y su primer triunfo ante los Pentacampeones del mundo, con miras al tan ansiado quinto partido.

Queda claro que nada ha cambiado para México, puesto que están en la siguiente fase, aunque todo ha cambiado en su escenario en esta Copa del Mundo, ya que, en los momentos importantes, el Tri se viene abajo mentalmente, aunque se imaginen cosas “chingonas”, pero la verdad, es que siempre salen con la misma chingadera.

@Hortattack

*Nota del Editor: Foto: Mi Selección*