León y Tigres, por la supremacía de la selva

Los finalistas del Clausura 2019, León y Tigres lograron su pase al partido por el título gracias a su posición en la tabla, y con ello, por cuarta vez en los últimos siete torneos la final de la Liga MX será entre los dos mejores ubicados en la tabla general.

El líder, los Panzas Verdes no tuvieron una gran serie de semifinales, a lo que nos venía acostumbrando el equipo de Nacho Ambriz, y ante América, que ni el refuerzo bomba Nico Castillo, ni Roger Martínez u Oribe Peralta pudieron con la férrea defensa del León, con quien tampoco aparecieron Ángel Mena, Jean Meneses o Joel Campbell.

Por primera vez en el torneo, los Esmeraldas del León parecieron un equipo sin idea ofensiva, obligados a encerrarse dentro de su propia área, por los constantes ataques azulcremas.

Al final del día y con el empate global a unos, la tabla le dio el pase al ​León, lo que es algo ridículo. Tener una mejor posición en la clasificación ya te otorga beneficios, muy importantes: poder cerrar en casa la serie y escoger los horarios para los partidos. Esos son los “premios” que se ganan por tener una mejor temporada regular, porque el León no venció al ​América, fue un empate que no se define y no existe razón aparente para que tanto los cuartos de final como las semifinales no cuenten con el tiempo extra, en caso de que el criterio de gol de visita esté igualado y no sea factor decisivo.

El ​León  fue indiscutiblemente el mejor equipo del torneo, pero sin duda alguna contra el América quedó exhibido que pueden ser vencidos y que hacer un buen torneo regular no es garantía de buen futbol en la Liguilla.

El ​América tuvo todo para ganar. Cuatro delanteros centro no pudieron meter gol y eso dice mucho. Nicolás Castillo no metió ni un solo gol en Liguilla, motivo por el cual fue comprado y recibe un exorbitante salario.

Matheus Uribe es otro jugador con un pobre rendimiento, no sólo en Liguilla, a lo largo del torneo también. El medio colombiano tuvo su peor torneo con el ​América, muy, pero muy lejos del nivel que mostró hace un año en el Clausura 2018. Hay rumores de que equipos europeos, como el Sporting de Lisboa andan tras su firma y con sus recientes actuaciones, el americanismo lo extrañaría poco. Es un jugador de una calidad enorme, pero no apareció en todo el torneo.

El espacio de Uribe en el XI inicial contra el León fue cedido por Edson Álvarez, que no pudo jugar en la Liguilla por una lesión sostenida en la última jornada del torneo, contra el ​Veracruz. Fue un duro golpe para el ​América, pues la dupla de Edson-Guido era de las mejores contenciones de la liga. Además, la prologada ausencia de Nicolás Benedetti tuvo un peso sobre los azulcremas, pues se empezaba a colar en el XI inicial del Piojo Herrera por sus excelentes actuaciones.

Antes de que iniciaran las semifinales se decía: “del ganador entre León y América saldrá el próximo campeón”, sin embargo, ya todo cambio con una Fiera que ha perdido mucho protagonismo, además que las ausencias de J. J. Macías, el mejor goleador mexicano de nuestra Liga será una desventaja. Su partida con el Tri al Mundial Sub 20 de Polonia será un baja sensible para el equipo del bajío, al igual que la de Rubens Sambueza, quien fue expulsado por doble amonestación.

Mientras Tigres, que derrotó 1-0 a Rayados en el juego de vuelta de semifinales para clasificar a la Gran Final, fue su primer triunfo en la Liguilla ya que contra Pachuca empató los dos juegos y perdió el de ida ante Monterey, en ambos casos avanzó con empate en el marcador global y gracias a su mejor ubicación en la tabla.

Un huracán de estremecimientos para el apostolado felino en la jornada. Primero, la muerte de una leyenda, Batocletti, y después, la resurrección de sus Tigres, pero los últimos 30 minutos, con el alargue hasta el 97, tragando esa pus verde de la angustia, de la bilis, de los sobresaltos, del microinfarto.

Más allá de jugar mejor parte del primer tiempo, y de montar una trinchera numerosa, masoquista y sufrida en el cierre del juego, Tigres parece lejano del nivel de protagonista genuino de una Final.

Sin embargo, el estilo calculador y mezquino del Tuca Ferreti se le complicará al “Rey de la selva”.

*Nota del Editor: Foto: @clubleonfc*