La última fecha FIFA y… nos vamos a Qatar

El verdugo de la Selección Mexicana y de Gerardo Martino en el último año está en casa: Estados Unidos.

El jueves, se dimensionará más la rivalidad entre México y Estados Unidos, una animadversión centrífuga, que viene a concentrarse en la cancha, tras desarrollarse en terrenos ajenos, ásperos, sociales, migratorios, financieros, históricos.

Una dimensión que el Tata deberá de asimilar, y que mejor por el boleto a Qatar 2022.

Después de tres dolorosas derrotas consecutivas frente a la Selección de las Barras y las Estrellas, México y Estados Unidos, se juegan más que tres puntos, y una derrota de cualquiera de los dos, podría ser la gota que derrame el vaso, sobre todo para el Tri, que tiene tres dolorosas derrotas a cuestas.

Gregg Berhalter le tiene tomada la medida al Tata, le ganó en Copa Oro, le ganó en la Liga de las Naciones y en la misma eliminatoria, ganarle por cuarta ocasión podría traer consecuencias lamentables.

México, aún respira. Gerardo Martino, también lo hace. Los patrocinadores mantienen la esperanza todavía, solo falta que el Tri juegue bien, aunque sigue pisándole los talones a Estados Unidos en el segundo lugar del Octagonal de Concacaf. Canadá se fue, el país de la hoja de maple tiene amarrado virtualmente su boleto a Qatar 2022, los canadienses están invictos y cosechan 25 puntos.

México requiere sumar 6 unidades para llegar a 27 y que Panamá no pueda alcanzarlo, los canaleros se quedaron en el cuarto lugar del octagonal con 17 puntos y la cifra máxima que pueden sumar es 26.

El Tri puede sumar menos unidades y asegurar la repesca, pero eso, no está en la mente de nadie, pero si México no tiene claridad de futbol y de ideas, y EU toma el control, la histeria se desatará en el palco de honor, que se irá transformando en el palco del terror en el Azteca, porque el odiado grito para los federativos podría aparecer, ante la frustración de la gente.

Pero la Selección tendrá tres finales en seis días. El jueves podría conseguir su pase matemático al Mundial 2022, para lo cual se requieren de varias combinaciones. Para aspirar a esa opción, el cuadro de Gerardo Martino tiene que vencer a Estados Unidos en el Azteca y esperar que Panamá pierda como local ante Honduras y que Costa Rica no gane en casa contra Canadá.

Si se obtiene el boleto en Santa Úrsula, la Federación Mexicana de Futbol, ya tiene los preparativos para la celebración, la cual estaría a cargo de un mariachi y se permitiría que las familias de los jugadores bajen a la cancha. En caso de que no se consiga el jueves, la fiesta se cambiaría para el 30 contra El Salvador, en el mismo escenario.

*Nota del editor: foto en portada: @miseleccionmx*