Jordan expande su emporio al futbol

Michael Jordan no se cansa de innovar y esta vez se dará el lujo de extenderse al futbol por segunda vez, luego que hace dos años sacara al mercado los Nike Hypervenom Neymar r. para los Juegos Olímpicos de Río 2016, cuando el brasileño utilizó unos zapatos de futbol, inspirados en los Jordan V, incluso, llevaban el número 10 en uno de los costados y el 23 en el otro. El famoso logotipo del Jumpman apareció en el talón y en la parte baja de la suela.

Pero esta vez, AIR Jordan patrocinará al mejor equipo de la Liga 1 de Francia y uno de los mejores de Europa: el París Saint Germain, que utilizará uniformes diseñados por la marca de la leyenda del básquetbol en la Champions League, algo que servirá para darle un mayor impulso a la marca, del otro lado del charco.

El PSG y Jordan llegaron a un acuerdo en el que por 25 millones de euros al año, podrán vestir la ropa diseñada por el famoso número 23, pero sólo en los juegos por la Orejona.

Es una gran colaboración, la primera en el futbol internacional. Esperemos que esta alianza tenga buenos resultados y veamos pronto más equipos luciendo el logo Air Jordan, que estará al lado opuesto del escudo francés y justo arriba del patrocinio de 'Fly Emirates', por lo que crearán una combinación perfecta para el mundo del soccer, como le llaman los estadunidenses.

Sobra decir que la “Familia Jordan” actualmente es más grande que nunca, integrada por decenas de atletas (no sólo basquetbolistas, sino representantes de todos los deportes) y celebridades de la escena musical y cinematográfica, principalmente, quienes presumen sus Jordan como un distintivo, de alta calidad, diseño y tecnología, y cuyas ventas en 2017 superaron por mucho a las marcas de otras súper estrellas actuales, como LeBron James.

Todo se remonta a 1984. Entonces, Nike se alió con un veinteañero Jordan formando la sociedad más exitosa del marketing deportivo. Firmaron un primer contrato de 250,000 dólares anuales durante cinco temporadas, una cifra no muy elevada pero que incluía la creación de la marca de zapatillas AIR Jordan. De sus ventas, el deportista se reservaba un porcentaje.

Hoy conocida simplemente como Jordan, esta marca bate cada ejercicio su récord de ingresos 34 años después de su creación. Como subrayó Nike en sus últimos resultados trimestrales, sin desglosar los datos, su crecimiento total del 7% en ese periodo vino impulsado, entre otros aspectos, por Jordan. En el ejercicio fiscal 2017 registró unos ingresos de 2,800 millones de dólares, lo que supuso crecer un 18% respecto al año anterior y doblar la cifra que genera Nike.

Para el exjugador, ahora dueño de los Hornets de Charlotte de la NBA, esto solo es el principio. La marca está aumentando su oferta en ropa de calle y también en otros deportes: ha empezado a vestir al equipo de futbol americano de la que fue su universidad, Carolina del Norte, y patrocina a uno de los boxeadores más importantes y mediáticos del momento, el kazajo Gennady Golovkin.

Pero seguirá siendo el baloncesto el que impulse su facturación. Además de crecer en la línea femenina, la marca espera aprovecharse del tirón de la NBA en Estados Unidos y del acuerdo de esta con Nike para ser su proveedor oficial. El objetivo es superar los 4,500 millones de facturación en 2020, de ellos, 400 irían para el eterno 23, lo que acrecentará su cuenta bancaria billonaria…sí lo leyó bien, no es millonaria, sino billonaria. La revista Forbes le estima una fortuna a Jordan de $1.54 mil millones de dólares.

Desde luego, sus logros deportivos hablan por sí solos, pero ¿cómo es que Jordan se ha mantenido vigente? A muy grandes rasgos, la respuesta es simple: tenis, patrocinios (Hanes, Gatorade, Upper Deck o Five Star Fragantes) y videojuegos.

Independientemente de la leyenda que Jordan forjó como basquetbolista, estos tres elementos han sido la clave para que un jugador que vio acción por última vez en 2003 continúe expandiendo su imagen (y su fortuna) en la cultura popular, incluso entre las nuevas generaciones que ni siquiera lo vieron jugar en vivo ni tuvieron la oportunidad de compartir sus hazañas en los horizontes de las redes sociales.

Hasta el momento, el Paris Saint-Germain será el primer equipo en lucir el logo de la leyenda del baloncesto que, dada la satisfacción del público, seguro que se unen otros conjuntos, porque la marca AIR Jordan ha hecho de Michael, el deportista mejor remunerado de la historia. El dominio fuera de las canchas, le pertenece a MJ, quien se retiró hace 15 años, pero que está convertido en el rey de la publicidad, sin necesidad de tocar un balón.

@Hortattack

*Nota del Editor: Foto: air.jordan.com*