Guardiola, sinónimo de triunfo

Tuvieron que pasar tres meses y medio para que el Manchester City volviera a perder.

Desafortunadamente para los Citizen vieron la derrota en la guerra civil de Manchester, ante el acérrimo rival de la ciudad, el United.

El Derbi de Manchester nunca deja de ser indiferente. El United de Solskjaer, que le tiene tomada la medida a Pep Guardiola, firmó su tercer triunfo consecutivo en el Etihad y corta la racha del City, que se queda en 21 triunfos consecutivos y 28 partidos sin perder.

El conjunto del técnico catalán no pudo dar el golpe de gracia a la Premier League y sus vecinos, segundos clasificados, que recortaron distancias en la tabla y ya están a 11 puntos del líder, mientras que la victoria de visitante alargó al Manchester United su racha a domicilio de 22 partidos invicto y se mantiene como único equipo que lo ha conseguido como visitante de las cinco grandes ligas.

A pesar de la derrota, el Manchester City sigue teniendo una temporada intratable. En la Premier League sigue dominando con mano de hierro; alcanzó la final de la Carabao Cup; los cuartos de la FA Cup; y tiene un pie en los cuartos de final de la Champions ante el Borussia Mönchengladbach.

Bajo estos resultados, y atendiendo a su juego, cabe preguntarse si el City es el mejor equipo de Europa en la actualidad, por delante de Atlético, PSG, Bayern o Juventus, por ejemplo. Fiabilidad defensiva; muchas opciones en ataque; un mediocentro con un Kevin De Bruyne espléndido; y un maestro en el banquillo, Pep Guardiola, son algunas claves. Nadie se le quiere cruzar en Europa.

Fiabilidad defensiva. Tras muchos millones de euros gastados en centrales (323 millones en seis años), el City parece haber dado con la tecla: Ruben Dias.

         Un gasto en Mangala en 2014 (45 millones); Otamendi en 2015 (44); Stones en 2016 (56); Laporte en 2018 (65); y Aké (45) y Rubén Dias (68) en 2020. En las ocho primeras jornadas de la Premier, el City recibió 11 goles, mientras que en las 20 siguientes sólo les han marcado ocho.

Pocos errores atrás. Se han reducido al máximo, incluso manteniendo la idea de sacar la pelota jugada de atrás. En esto, ha sido importante la labor del nuevo entrenador que fichó Pep como mano derecha: al español Juan Manuel Lillo, viejo conocido de México, al dirigir a los Dorados de Sinaloa.

Ilkay Gündogan, goleador improvisado. El alemán es el goleador con 13 tantos, de un City que firma una racha de Champions. Siempre fue un elemento importante, pero su eclosión goleadora le ha aportado un plus a los citizens. Sin ser un equipo muy goleador, o tan goleador como otros de Pep, el técnico catalán ha encontrado otras respuestas ofensivas, como la del centrocampista alemán.

Cuando el equipo de Pep tiene que correr, corre, y se adapta al rival y al ritmo del partido sin la pulcritud del pasado. Es un Pep más amoldable, menos dogmático, si se puede decir.

El haber quedado la marca en 21 partidos seguidos, no significa que vayan a ganar el título, por supuesto, pero el invierno en Inglaterra es muy duro, jugando cada tres días, con la situación del COVID-19, las lesiones… y el ManCity venía ganando y ganando, hasta que se topo con su rival de ciudad.

Hace tres temporadas, la de los 100 puntos, fueron imparables, y también la campaña siguiente. La pasada estaba el Liverpool y esta no empezaron bien, pero en ninguna levantaron la Champions League.

El City sigue en lo suyo. Encadenó 21 victorias consecutivas -15 en Premier- con lo que se quedó a tres de la marca del Liverpool, que conquistó la temporada pasada (2019-20) de 18 victorias, misma que también tuvo el equipo de Pep en 2017).

Sus 21 triunfos seguidos son la mejor racha de la élite inglesa, dejando atrás, las 14 del Preston (1892) y del Arsenal (1987). Pep Guardiola colocó esta marca en su historial, junto a las de más triunfos seguidos en LaLiga, la Bundesliga y la Premier, además ya suma 501 victorias en 683 partidos como entrenador.

Entre su paso por el Barcelona, Bayern Munich y ahora el City, el timonel español llegó a la cifra mágica, además que sumó su triunfo 201 con el conjunto inglés en 274 juegos para un 73 por ciento de efectividad, siendo su segundo mejor porcentaje en sus más de 10 años como técnico.

Con el Barcelona, equipo con el que inició su carrera, Guardiola alcanzó 179 victorias en 247 juegos para un 72 por ciento de efectividad, mientras que fue con el Bayern Munich donde tuvo su mejor margen ganador, y es que obtuvo 121 triunfos en 161 partidos, lo que le dio un 75 por ciento de efectividad.

El Manchester City estuvo a cuatro victorias de igualar lo que hizo el Bayern Munich la temporada pasada y romper el record de victorias consecutivas de un equipo en las cinco grandes ligas del balompié europeo.

Guardiola tiene récords en las tres ligas donde ha dirigido. En LaLiga, con el Barcelona sumó 16 triunfos seguidos, marca que comparte con el Real Madrid, quien lo realizó en la 2016-2017; en la Bundesliga alcanzó 19 victorias consecutivas con el Bayern Munich en la 2013-14 y en Inglaterra, en la 17-18, sumó en la Premier League 18 éxitos y en el actual torneo se quedó con 15.

Estos 21 triunfos en todos los torneos, se quedaron cortos a los registrados por The New Saints en Gales en la 16-17, cuando alcanzó 27; le sigue el Ajax de Holanda, con 26 en la 71-72; el Bayern como mencionamos anteriormente: 23 en la 2019-20; el Real Madrid tuvo 22 victorias en la 2014-2015.

El Manchester City 2020/21 es uno de los mejores equipos que ha construido Pep Guardiola en su carrera, lo que no es poco decir, teniendo en cuenta que lideró a uno de los mejores equipos de la historia del futbol en Barcelona. Pero todavía es pronto para confirmar que será uno de los mejores equipos de la historia reciente, todo dependerá del metal que termine tocando al final de la temporada.

Cuando fue entrenador del Barcelona lo ganó todo: tres Ligas españolas, dos Champions, dos Copas de Rey, tres Súper Copas de España, dos Súper Copas de Europa y dos Mundiales de Clubes. Lograr 14 títulos en cuatro temporadas fueron motivos suficientes para considerarlo el mejor entrenador del mundo. Pero tras su salida del Barça sus bonos bajaron.

A pesar de obtener siete campeonatos con el Bayern Munich (tres Bundesligas, dos Copas Alemanas, una Súper Copa de Europa y un Mundial de Clubes), y acumular ocho trofeos con el Manchester City (dos Premier League, una FA Cup, dos Community Shield y tres Copa de Liga de Inglaterra), su pecado ha sido no ganar una sola Liga de Campeones con estos clubes, y la penitencia es demeritar su trabajo.

Guardiola sigue rompiendo récords y demostrando que es uno de los mejores entrenadores de la historia del futbol mundial. Sus números son un claro reflejo de lo que está haciendo en cada temporada y que, más allá del estilo, ha conseguido dominar los campeonatos que ha disputados en cada país que ha ido.

Pep está por ganar su décimo título de liga en 13 temporadas que lleva dirigidas, números históricos en cada equipo que ha entrenado, y no basta, quiere más y más, aunque la Champions se le ha negado desde que dejó al Barça.

Pero con Guardiola, pensaría que el máximo nivel de excelencia se alcanza cuando uno cumple con una tarea y es capaz de ejecutarla de manera adecuada y, además, hacerlo ver fácil.

*Nota del editor: foto en portada tomada de es.mancity.com*