Francia-Bélgica, duelo de naturalizados

Lo que para muchos es una final adelantada entre Francia y Bélgica dentro del Mundial de Rusia 2018, para su servidor es una forma interesante de ver una evolución dentro del futbol mundial, pues, en estos momentos entre ambas selecciones existen 26 futbolistas que no nacieron en los países que ahora representan, sino que ostentan otra nacionalidad, aunque para mí, pierde la esencia de una selección nacional.

La FIFA, durante el Siglo XX, autorizó una regla donde se permite a un futbolista representar a cualquier nación, siempre y cuando no haya militado en una competencia internacional con alguna escuadra mundial.

En la institución francesa son 15 los deportistas que buscaron una oportunidad diferente y un sueño con otros colores, como es el caso del camerunés Samuel Umtiti, quien decidió dejar de lado a Camerún para representar a los galos en los siguientes certámenes internacionales.

En México han existido cinco naturalizados que han representado al país en un Mundial de futbol. Los primeros en hacerlo fueron Jorge Romo y Carlos Blanco: el primero nació en Cuba, aunque es de padres mexicanos, y disputó Suiza 1954 y Suecia 1958; el segundo estuvo en ambas copas, pero solo pudo jugar en el segundo.

Después llegó una naturalización en Corea-Japón 2002 que causó polémica, a la opción de Javier Aguirre por Gabriel Caballero. Le siguieron Antonio Naelson Sinha y Guillermo Franco con Ricardo La Volpe en Alemania 2006, y en Sudáfrica 2010, repitió el Guille, ahora bajo el mando del Vasco Aguirre. Desde el Mundial africano no se ha vuelto a llamar a naturalizados, cosa que aprueba La Volpe para incrementar el nivel del Tri. Su argumento fue Les Bleus, la cual en Rusia 2018 ya alcanzó la fase de semifinales y en sus filas tiene 15 jugadores con raíces extranjeras, principalmente de países africanos.

El sueño de casi todo jugador es participar en un Mundial por la selección de su país de nacimiento, pero por diferentes razones muchos terminan en un equipo nacional distinto.

Por ejemplo, el delantero de la selección argentina Gonzalo Higuaín, nació en Brest – Francia cuando su padre Jorge Pipa Higuaín jugaba en ese país. Es por ello que el futbolista pudo escoger a qué país defender, optando finalmente por la albiceleste.

Otro caso es el de Diego Costa, futbolista brasileño que defiende a la selección española. Iván Rakitic, el talentoso jugador que jugará también las semifinales con Croacia ante Inglaterra, nació en Argovia-Suiza, e incluso se formó y debutó profesionalmente en ese país con el club Basel; al igual que él, se encuentran sus compañeros en la selección croata: Vedran Corluka (Bosnia), Dejan Lovren (Bosnia) y Mateo Kovacic (Austria).

Durante el primer duelo (martes) para obtener uno de los dos únicos pases a la final del certamen mundialista, existen 15 deportistas galos que, por ascendencia o nacimiento, cuentan con doble nacionalidad, tales son los casos de Samuel Umtiti (Camerún), Thomas Lemar (Guadalupe), Steve Mandanda (Rep. Democr. del Congo), Alphonse Areola (Filipinas), Presnel Kimpembe (Rep. Democ. del Congo), Adil Ram (Marruecos), Benjamin Mendy (Senegal), Djibril Sidibé (Mali), N´Golo Kanté (Mali), Steven N´Zonzi (Re. Democr. Del Congo), Paul Pogba (Guinea), Corentin Tolisso (Togo), Blaise Matuidi (Angola), Nabil Fekir (Argelia) y Kylian Mbappé (Camerún); mientras que por parte del cuadro belga son 11 que buscarán un sueño fuera de sus raíces: Vincent Kompany (Rep. Democ. del Congo), Dedryck Boyata (Rep. Democ. del Congo), Youri Tielemans (Rep. Democ. del Congo), Axel Witsel (Martinica), Mousa Dembélé (Mali), Marouane Fellaini (Marruecos), Annick Carrasco (España y Portugal), Nacer Chadli (Marruecos), Adnan Januzai (Kosovo), Romelu Lukaku (Rep. Democ. del Congo), Michy Batshuayi (Rep. Democ. del Congo).

Más allá de que sea aceptado o no, ¿será que la Selección Mexicana necesita de este tipo de jugadores para avanzar más allá de los octavos de final en un Mundial? Porque con los puros mexicanos se ha fracasado en el intento.

@hortattack

*Nota del Editor: Foto: Especial Internet*