EU invita a México para que pueda tener un “tercer” mundial

El futbol ha evolucionado y consigo las organizaciones de las Copas del Mundo. Ya tenemos a un Mundial de Qatar en 2022, que todavía no llega la fecha, pero ya se volvió polémico, al ser diferente. Por las fechas del año calendario en que se jugará: Invierno. Debido a la zona geográfica en donde se encuentra, por las temperaturas altas y en un territorio que es pequeño.

Y a partir de 2026, la fórmula cambiará: difícilmente volveremos a ver un solo país organizador.

Con el número de 48 equipos en el Mundial 2026 era necesario una candidatura conjunta de tres países, cosa que nos ilusionaba a los mexicanos, al poder tener un tercer Mundial en territorio tricolor.

Sin embargo, después de darse el anuncio oficial de que México, Estados Unidos y Canadá buscarán la sede del 2026, esa ilusión se convirtió en decepción y en algo vergonzoso, debido a que los directivos mexicanos se vendieron al sólo aceptar en el acuerdo, para que a México le tocara solamente 10 juegos en caso de una posible organización del Mundial 2026.

Hay un dicho que reza “La culpa no la tiene el indio, sino el que lo hace compadre”, y esta vez el indio no es México; Estados Unidos deja fuera del banquete mayor al país, a quien le da las sobras.

¿Cómo es que México tendrá 10 míseros partidos? Sabiendo que es un país netamente futbolero, en cambio los estadunidenses se llevarán 60 de los 80 que se jugarán en el Mundial 2026. Una simple respuesta, el nivel adquisitivo y la mayor infraestructura que tiene el vecino del norte.

De los 10 partidos que tendrá México en el Mundial 2026, en caso de que Concacaf gane la sede, uno de ellos podrá ser el inaugural en el Estadio Azteca.

Al menos eso es lo que peleará la Federación Mexicana de Futbol, ya que no podrá pelear más partidos, puesto que eso ya se negocio en la mesa entre la FMF, US Soccer y la Asociación Canadiense de Futbol.

Para los dirigentes mexicanos el que el Estadio Azteca tenga tres inauguraciones de Copa del Mundo en su historia es algo relevante, pero la verdad es que Estados Unidos nos esta invitado a ser partícipe de su Mundial.

Y aunque la FIFA aún no anuncia el cuaderno de cargos para esa candidatura, por lo que ni siquiera es un hecho que el aforo mínimo contemplado para cada estadio sea de 40 mil espectadores, más aún porque en Rusia 2018 habrán dos inmuebles de 35 mil, esta cristalino, que Estados Unidos tendrá una mayor cantidad de sedes.

La FMF ya sabía cuantas rebanadas de pastel le tocarían desde hace una semana. Desde que le informaron a Decio de María que iba a ser el nuevo vicepresidente de la Concacaf. Y México como ha ocurrido desde que es el lacayo de Estados Unidos, sólo se quedará mirando como encienden el pastel y cómo lo apagan.

La Concacaf, aunque es dirigida por el canadiense Víctor Montagliani, es de conocimiento que tiene muchos compromisos con Sunil Gulati, dirigente de US Soccer, quien fue el que limpió a la Concacaf de todos los escollos que había en el Caribe y Sudamérica, donde lo detestan, pero a él, es lo que menos le importa; además también contribuyó para deshacerse de Blatter y Platini.

 Ahora, preguntará usted si México merece más partidos. Por historia y tradición en el futbol, definitivamente sí.

 Sin embargo, en lo personal, ante las crisis numerosas que sufre México, ya es bastante positivo que la voracidad depredadora de FIFA, no sangre más a una nación con más de tres millones de personas en extrema pobreza.