Esta vez no fue un robo a un mexicano, sino a un kasajo

En noches como la de este sábado 15 de septiembre, día en que se festejó un año más, de la Independencia de México, aunque el consumo de ella fue en años posteriores, es para dar vergüenza. Es lamentable como algunos mexicanos celebraron el triunfo robado de Saúl “Canelo” Álvarez sobre Gennady GGG Golovkin.

Es por eso, que el boxeo sigue acumulando puntos negativos, y es tachado de un deporte amafiado. Fue una vergüenza lo que vimos la noche del sábado, por el resultado que dieron los jueces, tras los 12 rounds desde la T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada. De éstos, claramente ocho fueron conquistados por el kasajo, desafortunadamente para él, terminó su invicto de una manera grotesca, al ser asaltado por los tres jueces que dieron tarjetas de 115-113, 114-114 y 115-113, que seguramente son parte de la mafia que recibe órdenes del promotor Oscar de la Hoya, personaje que genera las más grandes bolsas en el boxeo mundial.

GGG dominó en todos los aspectos al Canelo: en golpes forzados, golpes de poder, mientras el mexicano intentó contragolpear más fuerte.

La mayoría vimos que Golovkin defendió sus títulos en el ring, pero no en la administración; fue una batalla distinta a la anterior, pero en ambas, GGG fue robado, al dar la primera como empate. Eso sí, fue una guerra de estrategias, pero también un choque de estilos de pelea “cambiados”, un desafío al control mental, a la resistencia física.

Golovkin tiene 36 años, ocho más que Álvarez, y ni así pudo ganar el mexicano arriba del entarimado. Los dos ojos congestionados, un corte interno en la boca, de la nariz le escurrió sangre, y apenas un leve soplido que reflejaba el poco aire que le quedaba. Eso sí, dejó todo sobre el ring para lograr el objetivo. El mexicano hizo de todo, pero no le alcanzó para demostrar claramente ser mejor que GGG, el hombre a quien de manera vergonzosa y descarada los jurados le robaron la pelea.

Siempre han existido fallos cuestionados. En algunos casos por errores de quienes evalúan, en otros por el peso específico de algún ídolo en acción. Y muchas veces, por intereses.

Desde todo punto de vista el kazajo fue mejor que Canelo. Manejo los jabs de ambas manos anticipándose y castigando con potencia y agresividad. En los pocos cambios de golpes resultó más veloz que el mexicano, duplicando el número de llegadas a lo largo de toda la pelea. Sus ganchos fueron eficaces y violentos; no solo cortaron el aire de Canelo, sino que también le fueron minando la velocidad de las piernas para el traslado sobre el ring. Más aún, le produjo un corte en el ojo en el quinto round como consecuencia de un derechazo cruzado.

Usted mismo hágase las preguntas, ¿A quién vio pegar más y mejores golpes? – a lo que observé, fue Gennady Golovkin, especialmente el jab de izquierda y el gancho de derecha. ¿A quién vio de dominador de las acciones pasando de defensa a ataque?, - también vi al kasajo, y por último, ¿a quién vio terminar con más aire y más potencia?, - otra vez aparece el nombre de Gennady Golovkin. Por eso, cuesta encontrar razones que justifiquen el triunfo de Saúl Álvarez en el tema boxístico.

Pero si hablamos en el tema de los intereses, Canelo tuvo que haber ganado. Las apuestas influyen. La juez Adelaide Byrd en la pelea anterior le había dado ocho puntos de ventaja a Canelo, sin que esto coincidiera con lo que vio nadie en el mundo. ¿Pero quién sabe cuánto apuestan los jueces, los familiares de los jueces? Qué importa dar un fallo equivocado si luego la recompensa es millonaria y la sanción es mínima.

¿Quién arrasa con mayor número de masas para que derrochen el dinero en Las Vegas?, le apuesto fuertemente que NO es Golovkin. A quién le pertenece el Canelo, acertó muy bien, a Óscar de la Hoya, el promotor más poderoso en la actualidad. ¿A quién le interesa Golovkin? ¿Qué representa este kazajo en la historia del boxeo mundial? Mientras GGG esta en lo último de su carrera, el Canelo, con su arrogancia, fantocherismo y habladuría, es la carta fuerte para el boxeo mundial, -sobre todo para De la Hoya- sin importar, si le ponen costales como rivales o le dan un título mundial sin merecerlo.

@Hortattack

*Nota del Editor: Foto: http://www.wbcboxing.com*