Cruz Azul, se quita las espinas clavadas…

Tuvieron que pasar 23 años, cinco meses y 23 días para ver frenada unas olas de desilusiones, de angustia, de temor, de rabia, de frustración.

Cruz Azul y la afición sufrieron hasta el último minuto del desenlace de la final ante Santos, que le da su novena estrella, pero en el juego vimos a una Máquina mezquina, canchera, marrullera, pero también, cuando vio que el marcador global estaba empatado, los fantasmas de los fracasos anteriores aparecieron, y con un gran cambio de mentalidad en el segundo tiempo vino a magnificar su futbol, como lo hizo a lo largo de este Guard1anes 2021.

Tenían que ser campeón a cómo diera lugar, sin importar las formas, se cuestiona el gol de Cruz Azul, pero la señalización del árbitro Fernando Hernández hacia el centro de la cancha, le devolvió a la afición celeste la alegría, que tantos años se mantuvo escondida, opacada siempre por el llanto, las arritmias cardiacas, sin importar que Pol Fernández, en claro de fuera de lugar y que hizo por la pelota, que finalmente agarró el Cabecita Rodríguez para dar el gol que significó gloria y conciliación después de largos e interminables parajes de sufrimiento, de angustia, de burla y de humillación.

Nada que reclamarle a Cruz Azul. Se vistió de gala cuando fue necesario jugar al futbol, y se convirtió en soldado raso, dispuestos a matar y morir, metido en la trinchera cuando fue urgente.

La grandeza de un club de futbol no se pierde jamás, solo basta un trofeo para que florezca nuevamente la pasión, el amor y también las lágrimas, que esta vez, fueron de orgullo y de felicidad de su afición, que solo ella sabe todo lo que tuvieron que vivir en estos 23 años y cinco meses. Estoy seguro que esos seguidores que ahora gritan a los cuatro vientos “SOMOS CAMPEONES”, alguna vez consideraron no ilusionarse, no volver a comprar otra playera de su Cruz Azul, y las preguntas de esos cruzazulinos eran: “¿Esta vez si es la buena? ¿Cuándo veré a mi equipo campeón? ¿Quién es el culpable?

Aunque el Cruz Azul volvió a levantar el trofeo de campeón, los memes y el verbo cruzazulear, le acompañarán eternamente.

…LO QUE GUARDIOLA NO PUDO

La derrota del Manchester City por la mínima ante el Chelsea, es la peor que ha sufrido Josep Guardiola en su carrera exitosa como director técnico.

No fue por un marcador abultado, sino por lo distante que quedó de su mejor versión, sobre todo en la final de la Champions League.

El catalán sigue siendo para mí, el mejor entrenador en el mundo, aún con el fracaso de llegar a tres Orejonas conquistadas.

El trabajo defensivo del Chelsea fue impecable, con todo y que perdieron por lesión a su líder Thiago Silva. Ese ha sido el sello del equipo con Thomas Tuchel. Colgaron 19 ceros en 30 partidos dirigidos por el alemán, quien sufrió en la anterior edición con el PSG, perdiendo la final ante el Bayern Munich.

Cuesta trabajo ver a un equipo de Guardiola tan frustrado adelante y sin jugadas de riesgo. Eso se debió al gran trabajo del Chelsea, que ya los tenía muy medidos, al sumar su tercera victoria consecutiva sobre el City, en los últimos 42 días. Los vencieron en la semifinal de FA Cup el 17 de abril, el 8 de mayo en la Premier, y el 29 de mayo en la Champions.

Guardiola es señalado por no ganar la Champions sin Lionel Messi, Xavi Hernández, Andrés Iniesta, básicamente con el equipo que conformó en el Barcelona.

A su edad, es el tercer entrenador con más trofeos en su carrera con 31, y apenas tiene 50 años. La Champions la ganó dos veces con el Barça con un futbol que maravilló al mundo entero y que gracias a su planteamiento, España logró coronarse en Sudáfrica 2010, siendo la columna vertebral la del equipo culé.

Pep Guardiola es un técnico ganador, lo demostró con el Bayern Munich y Manchester City, en donde ganó todos los títulos disputados en la Bundesliga y en la Premier; con los alemanes no pudo conquistar la Champions League, mientras que con los ingleses, seguirá intentando el siguiente año o hasta que siga al frente de los Citizen.

El técnico tendrá que seguir peleando por su tercera Champions. Esta vez llegó al partido decisivo, pero le apartó del sueño un Chelsea, muy sólido, un equipazo desde que llegó Tuchel.

El City ha dominado el futbol inglés desde la llegada de Guardiola. En cinco temporadas ha ganado tres Premier League, cuatro Carabao Cup, una FA Cup y dos Community Shield. Este sábado aspiraba a colocar en la sala de trofeos la Champions League y así completar un palmarés perfecto, pero tendrá que esperar para el Manchester City, luego que en esta edición, la falta de experiencia en este juego, quedó en evidencia.

En las cinco temporadas con Guardiola al frente, el Manchester City ha comprado futbolistas por valor de 938 millones de euros y vendido jugadores por 315 millones. Una inversión neta de 623 millones para un botín de diez títulos. Desde luego, no es poca cosa... pero tiene una espina clavada y se llama Champions League. Dicen que para ganar, primero hay que perder.

¿Será la próxima temporada?

*Nota del editor: foto en portada: @CruzAzul*