Cristiano, el símbolo del Madrid, se ha ido

A dos juegos de que termine Rusia 2018, hubo una noticia que generó sorpresa y descontento en otros, y no precisamente referente al Mundial.

Apenas seis semanas después del portazo de Zidane al Real Madrid, el equipo ve ahora cómo se le va su figura de los últimos nueve años.

¿Qué será del Madrid sin Cristiano Ronaldo? Solo el tiempo lo dirá. Con la reestructuración y reconformación del equipo, pasarán un par de años para volver a ver a los merengues en la cúspide de nueva cuenta.

La transferencia al Calcio de Cristiano, no solo es una mala noticia en la Casa Blanca, sino también lo es para la Liga.

El futbol español ya no tendrá a los dos mejores jugadores en los últimos 10 años. El Barcelona, también lo extrañará, junto con Lionel Messi, quien ha mantenido una rivalidad deportiva brutal, pero que los números y los trofeos se inclinan al “10” blaugrana.

Su capacidad de competir lo ha aterrizado en la Juventus. Demostró ser el mejor en la Premier League con el Manchester United, al igual que en España con el Madrid, que ha podido mantener la hegemonía en la Champions, gracias al portugués.

Sin él, los blancos no hubieran competido igual. Cristiano no es la estrella rutilante de hace unos años, pero es capaz de seguir marcando la pauta de cualquier equipo top, al menos, durante dos años. Lo seguirá haciendo en la Juve a sus 33 años.

Por más que Sergio Ramos sea el capitán del equipo, la cara del Madrid es, perdón, era CR7, con su nivel goleador y de mercadotecnia. Desde posters, campañas publicitarias, venta de camisetas y material deportivo, acuerdos con sponsors, venta de entradas, partidos amistosos en el extranjero, su línea de ropa. Ronaldo lo era todo dentro y fuera del terreno de juego para el Real Madrid.

De los 105 millones de euros que pagó el equipo de Turín, CR7 se llevará una cifra espeluznante. No es posible que el portugués renuncie a los años de contrato y un sueldazo en el club blanco por nada.

El Madrid deberá fichar a otro jugador de referencia y ese vestuario que fue tan competitivo con Cristiano vivirá también sin el ego del portugués. Para la Liga italiana será un buen golpe contar con él. La Juve deberá ir ahora a por la Champions, tan cerca que se ha quedado en los últimos años. Fichó a Cristiano y dejó ir a Buffon, dos deportistas impresionantes de valores diferentes.

Florentino Pérez tiene un plan, ya sea con Mbappé, Neymar, Kane o Hazard, que entrarían en un nuevo proyecto que liderará Lopetegui. El club merengue se encuentra en silencio, en el adiós del jugador más importante de la historia del Real Madrid, junto con Di Stéfano, el máximo goleador de la entidad (450 goles por delante de los 323 de Raúl) y máximo goleador de la Champions, el ídolo que resistió, mejor o peor, el dominio del Barça de Messi.

A pesar de ser la máxima estrella que ha vestido la camiseta blanca, no ha roto con la mala costumbre del club merengue, que desde el regreso de Florentino Pérez a la presidencia en 2009, no ha sabido despedir con honores a sus figuras, como Raúl, Iker Casillas, Mesut Özil, Ángel Di María, Xabi Alonso, James Rodríguez, o en su caso, y con otra directiva, en la década de los 90, lo mismo le ocurrió a Hugo Sánchez.

Ya sea debido a la edad, diferencias insalvables con la directiva o el cuerpo técnico, o como en su caso, la negativa a ceder a las exigencias de sus estrellas.

Para ser justos, Ronaldo probablemente tenga razón al querer ganar más y más, aunque Florentino, también. Cuando tienes la oportunidad de vender a un jugador de 33 años (que cumple 34 en febrero) por 100 millones, y al mismo tiempo ahorrarte 55 millones en salarios, tienes que aprovechar. En una situación así, no se puede pensar en lo que el futbolista ha hecho por el club, sino en el futuro. Aunque Ronaldo sea un fenómeno de la naturaleza, no va a poder vencer al tiempo.

@hortattack

*Nota del Editor: Foto: realmadrid.com