¿Clubes mexicanos en crisis económica por el COVID-19?

Debido al coronavirus, el futbol europeo se debate entre despidos, rebajas salariales y pérdidas multimillonarias. Sin actividad y sin certezas acerca del retorno de la pelota a las canchas, la crisis y la recesión comienzan a dominar el escenario del deporte que más dinero mueve en el mundo.

Sin embargo, al México actual, como en otros temas de ámbito mundial, no le afecta ninguna crisis política, económica, de salud, según lo dicho por el actual gobernante, y esa misma postura se ve en el futbol mexicano, en donde no hay un plan para evitar la dificultad que se avecina al no percibir ningún tipo de incentivo económico, al estar parado el balompié.

La Liga MX, junto con los 18 clubes, deberá buscar alternativas para amortiguar el impacto económico que sufrirá la industria del futbol mexicano por la suspensión indefinida del torneo Clausura 2020. Que hasta ahora, sólo los Gallos del Querétaro comenzaron con la reducción de sueldos.

Mientras la Liga se desmarca de apoyar y aportar soluciones para que sus equipos no entren en crisis económicas ante la contingencia que se vive por el nuevo coronavirus, los clubes sí ponen en marcha medidas para evitarla, especialmente con los pagos de salarios.

La dirección del torneo aseguró en un comunicado que no existían iniciativas para salvaguardar la economía de los equipos durante el parón, sin embargo, y aunque los 18 equipos han contemplado estrategias en torno a retener sueldos, con diferentes posturas, todavía no se animan a darles luz verde, en cambio, en otras partes del mundo como España, Francia y Alemania, o en Ligas de otros deportes, como la NBA, anuncian medidas desde sus oficinas centrales, como la reducción temporal de sueldos, pero en la Liga MX deciden ‘lavarse las manos’, no para matar al virus, sino desmarcarse de ayudar a los suyos.

Y es que en México, el bolsillo de los políticos, doctores, ingenieros, o cualquier otra profesión u ocupación, es intocable, como el del futbolista, quien no soporta que te metas con su dinero.

Y la prueba la dio hace dos semanas Antonio El Pollo Briseño, defensa de las Chivas, quien aceptó el jugar si el torneo se alarga, no importa el tiempo, ni que perdiera sus vacaciones, pero que no le toquen el salario, porque tenía muchos compromisos que pagar por delante.

El ejemplo lo ha puesto el futbol europeo. En Alemania, los jugadores del Borussia Mönchengladbach y el Bayern Munich han decidido rebajarse el salario. Lo mismo ocurre con algunos clubes en el futbol de Inglaterra, de Francia y de España, con el Barcelona, que decidió aceptar una reducción del 70 por ciento de su sueldo, además de realizar aportaciones extra para que los empleados del conjunto blaugrana cobren el 100 por ciento de su sueldo mientras dura la contingencia, y la situación, también se ha planteado como una alternativa en la Serie A de Italia, en ese contexto, los propios jugadores de la Juventus son los que decidieron entregar parte de sus sueldos para solventar las deudas. Y según se supo, Cristiano Ronaldo es uno de ellos: el portugués aceptó hacer un recorte de 3.8 millones de euros.

Querido lector, usted me dirá, es que el ingreso de esos futbolistas o de los equipos es mayor al que se recibe en nuestro país, pero créame, en México es de los países que mejor paga a un futbolista en todo el Continente.

Los únicos dos equipos que han decidido no aplicar la medida son los dos grandes: América y Chivas, y el primero en llevar a la práctica la estrategia es Querétaro. Entre los indecisos están Tijuana, Santos y Atlas, y el resto de clubes ya están por definir cómo y cuándo empezarán con esta iniciativa, como Pumas y  Pachuca, quienes anunciaron que sus jugadores, cuerpo técnico, directivos y gerentes recibirán medidas económicas que repercutirán en sus salarios ante la crisis económica.

Las Águilas tienen preparado un fondo de contingencia para casos como este, una visión estructural que pocos clubes adoptan, por lo que definieron seguir pagado hasta que estén obligados a ocuparlo.

El Guadalajara definió por filosofía, heredada de la administración de Jorge Vergara, que “la gente es primero”, por lo que seguirán con el sueldo íntegro hasta que sea posible. Tampoco están cerrados a tener que aplicar otra estrategia cuando se convierta en una crisis.

Es cierto también que, en los clubes de Liga MX el dinero que se recaba por el concepto de taquillas y esquilmos significa entre el 20 y el 35% de los ingresos totales de cada institución.

Hay cuadros como Tigres y Rayados que ingresan al año casi 400 millones de pesos por taquillas, mientras que hay equipos como Santos, Xolos y León que rondan los 150 millones de pesos y hay otro grupo que no llega ni a los 100 millones por temporada y que por ende dependen mucho más de los derechos de televisión y de los patrocinios.

Una regla básica en el futbol dice que los ingresos se dividen en tres rubros básicos. El primero es derechos de televisión y estática en los estadios, el segundo es patrocinios y merchandising y el tercero, taquilla y la venta de esquilmos el día de los encuentros. Lo ideal es que cada uno de esos rubros signifiquen entre el 30 y 35%, empero, en la Liga MX hay varios equipos que dependen más del 50% de los derechos de televisión.

Son varias las aristas que los dirigentes tendrían sobre las mesas de trabajo, mismas que se estarán realizando por video llamada cada martes, mientras se mantenga la contingencia por este cerco sanitario.

Cada uno de los puntos que se expongan está bajo análisis ya que urge encontrar las soluciones.

*Nota del editor: Foto en portada tomada de ligamx.net/cancha/galeria*