Chivas desea en esta Navidad prosperidad para el Clausura 2019

Chivas fracasó en el Mundial de Clubes al ser el peor representante mexicano que acude a dicho certamen y ahora su deseo de Navidad es ser protagonista en el próximo Torneo Clausura 2019, tras vivir un mal año en el campeonato de ​Liga MX, pero la pregunta es ¿saldrá de la crisis el Rebaño?

Es increíble cómo se derrumbó en 18 meses un equipo que de 2015 a 2017 disputó siete finales y ganó cinco, entre Copa MX, Súper Copa, Liga MX y Concachampions, pero ahora vive en una crisis deportiva, en la cual llegó a tres torneos consecutivos sin jugar Liguilla desde el Apertura 2017, Clausura 2018 y el Apertura 2018, además ostenta la marca de dos triunfos en 26 partidos como local, registradas el 28 de octubre de 2017 en el 3-1 a Xolos de Tijuana, y el más reciente el pasado 21 de agosto 1-0 sobre Necaxa.

La tarea de los chavos de Saturnino Cardozo será bastante difícil pues aunque se han hecho con tres contrataciones como el zaguero Hiram Mier, el medio Dieter Villalpando y el delantero Alexis Vega, ya se desprendió de algunos elementos que fueron vitales para aquel triplete del 2017 como: Juan José Macías, Edwin Hernández, José Godínez, Ángel Sepúlveda, Ángel Zaldívar y Orbelín Pineda, sumado al retiro de Carlos Salcido, a la espera de que otros más puedan partir y otros más puedan llegar.

Solo Zaldívar y Pineda eran habituales en el equipo de Cardozo. El primero jugó en 12 encuentros, todos de ellos como titular y sumó 958 minutos, marcó seis goles en el Guadalajara, nadie más que él anotó tantos goles en el segundo semestre del 2018 con la rojiblanca puesta; en el caso de Pineda, éste disputó los 17 partidos de Liga, fue titular en 13 y sumó un total de 1101 minutos en el torneo.

En los demás casos su ausencia fue evidente. Salvo Edwin Hernández, quien sumó 14 juegos y mil 181 minutos, el resto tuvo muy poca actividad: Ángel Sepúlveda solo jugó en cinco encuentros y uno como titular; Carlos Salcido tuvo seis apariciones en el Apertura 2018.

Cardozo y Chivas comenzarán desde cero, experimentando en las posiciones jornada tras jornada, lo que pondrá en riesgo la posibilidad de volver a una Liguilla.

El problema número uno del Guadalajara probablemente seguirá siendo su ataque, el cual se quedó corto en la liga, Copa MX y Mundialito ya que Alan Pulido sigue sin ser solución, así que El Príncipe Guaraní deberá encontrar una solución rápida.

La crisis rojiblanca no sólo se le puede cargar al actual cuerpo técnico encabezado por el paraguayo José Saturnino Cardozo, porque todo el resquebrajamiento, se inició todavía teniendo como responsable a Matías Almeyda, un estratega que se marchó por la puerta de atrás y enemistado con la directiva en especial con José Luis Higuera.

Se estima que económicamente también ha tenido repercusiones para el club Guadalajara está crisis deportiva, ya que su ausencia en las tres últimas Liguillas podría haber generado pérdidas, que irían de los 72 a más de 200 millones de pesos por concepto de entradas a su estadio y consumos al interior del mismo.

Al ser el segundo equipo más ganador de México, los rojiblancos no pueden darse el lujo de seguir sin pelear por el título, más, sabiendo que su acérrimo rival volvió a superarlos en cetros y aparte se burlaron de ellos durante los festejos, pero si llegara a suceder un cuarto descalabro consecutivo sin entrar a la Fiesta Grande es obvio que la directiva deberá tomar con más seriedad el asunto y debería abandonar, es decir, vender, algo que se ha pedido desde hace mucho tiempo, pues la afición espera el momento en que Jorge Vergara suelte a la institución para venderla a alguien que realmente aprecie al equipo.

Para este 2019, el Rebaño apostará por un cuadro con experiencia donde hasta ahora, a espera de otros refuerzos, seguramente veremos a Raúl Gudiño en el arco, Jair Pereira y Hiram Mier en la zaga central, Miguel Ponce y José Carlos Van Rankin en las laterales; en la contención Jesús Molina y Walter Sandoval (Rafael Baca podría llegar); en la media Dieter Villalpando, Isaac Brizuela; y el mencionado ataque con Alan Pulido y  Alexis Vega (quienes se estarán disputando la titularidad con Luis Madrigal).

Chivas cerró así un año para el olvido. Volvió la mediocridad en los torneos locales, cambiaron a uno de sus mejores técnicos en la historia y no pudieron trascender en el Mundial de Clubes.

Querido lector, que tenga una Feliz Navidad y gran año nuevo; que haya salud y bienestar para su familia en 2019.

*Nota del Editor: Foto: www.chivasdecorazon.com.mx