Chicharito volverá a ser ídolo, ahora en Los Ángeles

Es cierto que el Javier Hernández de hoy ya no es el de hace cuatro años. Por eso, está a un destello de salir de Europa para irse a la MLS, que por cierto esta ubicada en el sitio 66 de las mejores ligas del mundo, mientras la Liga MX esta casi en el Top 20, al ocupar el sitio 21.

Pero creo que el Chicharito ha tomado la decisión correcta al querer jugar con el Galaxy de Los Ángeles, porque el tapatío ha ido en picada en los últimos años en la producción de anotaciones, por lo que ahora tendrá el reto en este 2020 de enderezar el rumbo.

Chicharito consiguió un total de 28 goles en el 2015, en el cual jugó una parte con el Real Madrid y otra con el Bayer Leverkusen, luego que a este último equipo se sumó en agosto de ese año como refuerzo.

CH14 fue a la baja para el 2016, en virtud que logró 17 anotaciones con el conjunto alemán, con el que duró parte del 2017, luego salió del equipo tras el primer semestre.

Para el mes de julio de este último año, Hernández llegó al West Ham United y su caída se mantuvo, ya que para diciembre terminó con 14 goles. Para el 2018 siguió con ese equipo y su producción llegó a 11, por lo que se conservó la tendencia que se ratificó en el 2019, dado que con ese equipo y el Sevilla llegó a nueve.

Si quería jugar y sentirse importante tenía que dar un paso hacia abajo, como lo fue haciendo desde que salió del Real Madrid, y la decisión de irse a la MLS, a un equipo de un mercado tan importante como Los Angeles, tiene todo el sentido del mundo. Para empezar, precisamente por lo dicho, en la segunda ciudad con más mexicanos en el mundo Javier volverá a ser ídolo.

Un jugador que saboreó el éxito en las alturas del Manchester United, el Real Madrid, la Liga alemana; tiene un perfil de sangre competitivo le alcanza para ser cortejado por una liga que está en pleno ascenso y que se tratará de la contratación más importante de la MLS a nivel interno desde David Beckham y todo el aparato mediático de la liga lo va a poner en los reflectores otra vez, sobre todo ante la afición latina, que hoy en día prefiere la Liga MX que la MLS.

Los planes estadunidenses son de aprovechar el impacto mediático de el Chicharito Hernández. Darle el sitio de Zlatan Ibrahimovic y ponerle a competir ante el equipo de Carlos Vela, el LAFC, que llegaron a comerles el mandado al Galaxy, pero hoy pueden volver a ilusionar a su afición y reclamar el trono de LA.

La felicidad es la apuesta de Carlos Vela y Javier Hernández, que se reencontrarán en Estados Unidos para ser las figuras en el Clásico del Tráfico en Los Ángeles, California.

El Chicharito estuvo nueve años en Europa y el Bombardero, 12; Hernández destacó más por su paso por clubes como el Real Madrid, Manchester United y recientemente el Sevilla. Vela se fue en el 2006 al Arsenal y se convirtió en una de las figuras de la Real Sociedad. Los dos, hasta ahora, están fuera de la Selección Mexicana.

La carrera de Javier ha sido más que buena. Su andar en Europa fue variado, de mucho colorido, y exitoso, a pesar de los pocos minutos.

No cualquiera logra lo que hizo Chicharito Hernández, y cuando se destaca de forma rutilante como lo hizo, las opiniones se dividen, existen envidias así como falsas loas, pero ninguna de las dos habría que creérselas.

El irse al Galaxy no borra la posibilidad que pueda retirarse con las Chivas en un par de años pero, hoy, la decisión de CH14 fue absolutamente la correcta. Javier Hernández es el tercer mejor mexicano en Europa en la historia.

Otros que han dividido opiniones fueron Hugo Sánchez y Rafael Márquez, y aunque estos hombres están en la cúspide del balompié mexicano, respectivamente. No lo estoy colocando a la altura de este par, los mejores por mucho, pero Chicharito sí está por detrás de ellos, y muy adelante de todos los demás.

*Nota del editor: imagen en portada tomada de @LAGalaxy_Es*