¿Brady, el mejor deportista de la historia?... perdón, pero existe un tal Air Jordan

Con la consecución de su sexto anillo con los Patriotas, Tom Brady se convirtió en el jugador con más títulos en la historia de la NFL, más no, el mejor jugador de la NFL de todos los tiempos.

El título sobre los Carneros en el Super Bowl LIII fue el sexto que consiguen los Patriots en los 11 Super Bowls que han disputado, incluidos nueve en los últimos 17 años, todos bajo la dirección del entrenador en jefe Bill Belichick y Tom Brady, que les permite empatar con los Steelers de Pittsburgh como los mejores en la historia de la NFL.

Un historial de éxito que ayuda a Brady a emparejarse por los campeonatos obtenidos, con el que esta considerado como el mejor deportista de toda la historia: Michael Jordan.

Muchos ponen al mariscal de campo, a la altura de AIR Jordan. Brady llegó como un desconocido a los emparrillados tras ser reclutado por los Patriots en la sexta ronda del Draft del 2000, y dos años después, y gracias a la lesión de Drew Bledsoe, llegó a la titularidad para después conquistar el Super Bowl XXXVI, y desde entonces ha levantado el Vince Lombardi en las ediciones XXXVIII, XXXIX, XLIX , LI y LIII.

Además, ha sido reconocido como el MVP de la temporada de la NFL en tres ocasiones y cuatro veces ha sido nombrado el más valioso del Super Bowl, lo que lo ha convertido en el mariscal de campo más galardonado en toda la historia de la liga, asegurándose un lugar en el Salón de la Fama del deporte.

Todos esos méritos se le reconocen, además que a sus 41 años sigue en un alto nivel. Pero compararlo con el mítico Michael Jordan, jamás.

El famoso número 23, por su parte, se fue invicto en las seis veces que llegó a disputar el trofeo Larry O´Brien (1991, 1992, 1993, 1996 y 1998), y en los seis títulos fue nombrado el MVP de las finales y cinco veces el más valioso de la temporada, y tres veces el más valioso del Juego de las Estrellas. Además conquistó dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos de 1984 y 1992.

Fue inducido al Salón de la Fama del basquetbol en 2015 gracias a los innumerables récords que estableció en la NBA y títulos que acumuló a lo largo de su trayectoria, lo que le ha valido ser considerado el mejor deportista de todos los tiempos en la unión americana.

Brady parece que continuará su carrera con New England y podría extender su legado y sus múltiples récords personales, pero no por tener más títulos debe ser considerado el GOAT del deporte.

En el deporte no siempre el que gana más trofeos es el mejor, la prueba más fehaciente son los seis títulos de campeón de Michael Jordan por los 11 de Bill Russell, con los Celtics de Boston entre las décadas de los 60`s y 70’s.

Lo que significó el señor del aire Michael Jordan para su deporte, es preponderante para que sea nombrado no solo el mejor basquetbolista de la historia, sino el mejor deportista de la historia. Sin tener comparación por más que quieran los medios en hacerlo con LeBron James, quien ha conquistado tres títulos de la NBA en ocho finales disputas, de las cuales siete han sido en los últimos siete años. Y aunque James termine su carrera con más trofeos de campeón que Jordan, Michael será por siempre el mejor.

Hay algo similar entre Joe Montana y Tom Brady, aunque el quarterback tenga seis títulos de la NFL en nueve Super Bowls, a mi juicio no es mejor que Joe Cool. El legendario número 16 de los 49ers. de San Francisco, no sólo levantó cuatro Vince Lombardi en el mismo número de Súper Domingos, sino la efectividad y la inteligencia mostrada en el emparrillado son determinantes para que siga siendo el mejor quarterback de la historia.

Para poder entender este tema necesitamos bases más sólidas, de lo contrario podemos decir que gracias a las decisiones polémicas de Pete Carroll y Kyle Shanahan, en los Super Bowls XLIX y LI, Brady tiene dos anillos más de los que debería, en este caso serían tres contra cuatro de Montana.

Los títulos cuentan y son un factor muy importante para tener un ranking de los pasadores más grandes en la historia de la NFL mas no es lo único, ¿acaso Jim McMahon quien gano el Super Bowl XX fue mejor que Dan Marino quien nunca ganó uno? Por supuesto que no. Por otro lado, Otto Graham, ex mariscal de campo de los Cleveland Browns, jugó 10 años (1946-1955) entre la AAFC (All American Football Conference) y la NFL, donde ganó siete campeonatos, ningún otro pasador tiene un porcentaje de victorias más alto que Graham y ¿qué jugador de la NFL puede presumir que ganó siete campeonatos en 10 años? ¿Brady?, ¿Montana? ¿Bradshaw? Nadie más que Graham.

Haber visto el juego de Montana y Brady permite señalar que no son grandes las diferencias, es más, en mi opinión, nadie ejecutaba con tanta precisión como lo hizo el N° 16 de San Francisco. En playoffs y Super Bowls nadie como Montana. Tres de sus cuatro campeonatos fueron gracias al elevado nivel de juego que mostraba en enero, en estos encuentros su promedio de triunfo fue de 24 puntos y solamente un partido se decidió en los últimos segundos que fue el Super Bowl XXIII gracias a un pase a touchdown a John Taylor que le dio la victoria sobre los Bengalíes de Cincinnati.

Joe, siempre lució en sus cuatro Super Bowls. Tom, sólo en tres de sus seis anillos conquistados.

Con 41 años, el mejor quarterback de la historia tiene un hueco ganado entre los mejores, pero no lidera la cúspide del deporte mundial.

En tiempos donde los avances médicos, la alimentación y el cuidado extremo al deportista ha permitido alargar su vida hasta extremos insólitos, además Brady, tiene algunos episodios negativos junto a los Pats, como aquel Deflagate, de los balones desinflados ante los Colts en 2015 y el caso de Spygate: grabaciones ilegales de señales y jugadas de equipos contrarios, el robo de libros de jugadas de los vestuarios rivales o la pérdida de señales de radio con los quaterbacks en terceros downs claves.

Se habla de un par de momentos claves de la historia reciente de este deporte, y de la dinastía de los Patriots, como fueron las victorias sobre los Steelers en la final de la AFC y sobre los Rams en la Super Bowl de la temporada 2001, dos grandísimas sorpresas en las que los protagonistas aseguraron sentir que los Patriots sabían que jugadas iban a hacer de antemano.

Reconozco que el jugar nueve Super Bowls es algo sobrenatural, y aún así no lo considero el mejor a pesar de sus seis anillos de campeón. Pero no solo se trata de ganar campeonatos con sus equipos para ser considerado el mejor en el deporte, sino lo que proyecta para el mismo, la evolución que provoca en esa disciplina y la forma de liderar a sus compañeros. En este caso se fue perfecto de seis finales, seis títulos, de la misma forma que Joe Montana, de cuatro, cuatro, pero la forma de evolucionar y dominar su deporte, muy difícilmente lo igualaran, por eso Michael Air Jordan es considerado el mejor deportista de la historia.

*Nota del Editor: Foto: www.patriots.com*