América, un candidato al título que aburre

La clasificación dice que América es líder, la segunda mejor defensa, una de las mejores delanteras y el único que tiene sólo una derrota en 12 jornadas.

Pero el ser líder no implica que de espectáculo en la cancha, aunque un equipo de los denominados “grandes” no tiene opción, más que gustar y ganar. Dos conceptos que en la historia del futbol han sido pocos los que los han llevado al terreno de juego, pero esas excepciones han trascendido con el paso del tiempo y que se quedaron en nuestra memoria, al hacernos vibrar, sin importar colores y escudos.

Johan Cruyff, arquitecto de los cimientos de un Barcelona en extinción, sostenía: “El futbol siempre debe jugarse de manera atractiva, debes jugar de manera ofensiva, debe ser un espectáculo” y así siguió sus pasos y hasta lo superó Pep Guardiola, con ese Barça de Lionel Messi, Andrés Iniesta y Xavi Hernández, considerado el mejor equipo que ha tratado al balón, el de mayor espectáculo y el de más títulos obtenidos.

Pero este América, de Santiago Solari, juega aburrido y por consecuencia aburre al aficionado.

Si nos basamos en números, se acaba el debate. La tabla general dice que son el primer lugar del torneo, además de estar en la final de la Liga de Campeones de Concacaf. Y 35 partidos después como entrenador de las Águilas, el saldo de Solari es de 22 triunfos, 7 empates y sólo 6 derrotas, para un porcentaje de efectividad del 69.53%.

De hecho el propio Solari se sinceró en conferencia de prensa al decir que es imposible sostener el ritmo, porque no son números de verdad.

Fuentes cercanas al América dicen, que en su discurso, el extécnico del Real Madrid tiene dos mensajes: cautiva al jugador, pero le entrega un ultimátum. Le dice a cada uno que es el mejor, pero que es totalmente prescindible.

Entonces, si no gustas y ganas, al menos afiánzate a una mientras buscas la otra y este América lo entendió, es líder sin ser espectacular, con resultados positivos, que ya los quisiera Cruz Azul y no se digan las Chivas y Pumas, hasta el Tigres de Miguel Herrera.

Urge un equipo que gane y guste en el futbol mexicano, mientas veamos al  América, que no hunde el prestigio como el Guadalajara y Pumas. Ya les anda a los de Coapa que sea la Liguilla, ciertamente sin un juego atractivo, pero respeta su propia idea de jugar bien, feo, pero bien.

Sin restarle ningún mérito a Solari y sus pupilos, el calendario les ha favorecido hasta la J12. Han enfrentado al Querétaro, Necaxa, Puebla, Atlas, Bravos, Tijuana, León, Mazatlán, Toluca, Chivas, Pachuca y Pumas. De esos 12 equipos, tres están entre los ocho mejores lugares: Atlas (le ganó con lo mínimo), Toluca (perdió por goleada) y León (empató a un gol).

Santiago Solari recibió, en medio del camposanto futbolístico, en medio de tantos difuntos, una columna vertebral saludable: Guillermo Ochoa, Richard Sánchez, Sebastián Córdova y Henry Martín.

 Se viene la Fecha FIFA y América afrontará los riesgos de ceder a seis jugadores a selecciones nacionales: Guillermo Ochoa, Jorge Sánchez, Sebastián Córdova y Henry Martín con México, además de Richard Sánchez en Paraguay y a Roger Martínez en Colombia.

América, se perfila para ser un serio candidato a levantar el título. Con siete victorias, cuatro empates y una derrota en 12 jornadas, Santiago Solari ha conseguido el mejor comienzo del torneo para las Águilas de los últimos 7 años en la Liga MX.

Estrictamente, en términos de espectáculo, América no desquita el precio del boleto. Pero, todo aquel aficionado que presume el andar de sus Águilas, tiene todo el derecho a regocijarse, aunque jueguen aburrido.

*Nota del editor: foto en portada: @ClubAmerica*