América roba los deseos del Cruz Azul

“Si no puedes con el enemigo, únetele”. América firma a uno de sus grandes verdugos. Jonathan Rodríguez se había convertido en uno de los ejecutores de las Águilas, especialmente, en la época de Miguel Herrera.

El Cabecita acabó en el América, tras negociar con el Al-Nassr y acordar un pago de tres millones de dólares al Cruz Azul, además de otros tres para los árabes. El uruguayo llega como el refuerzo bomba de las Águilas y el fichaje, por ahora, ha hecho retumbar el período de traspasos de la Liga MX, lleno de vacas flacas y con pocas sorpresas.

El otro golpe a los deseos celestes llegó desde España: Néstor Araujo, que en alguna ocasión reconoció que se siente en deuda con el Cruz Azul.

El América, con Jonathan Rodríguez, tendrá una ofensiva aguilucha, que debe ser más peligrosa ahora. Llega a un club, sin un título en cuatro años, su linaje empieza a ulcerarse, aunque el uruguayo llega con la pólvora mojada, luego que su único gol en Arabia Saudita costó cerca de 160 millones de pesos al club saudí Al-Nassr, quienes pagaron 6 millones de dólares más un salario mensual de 250 mil por el ex delantero del Cruz Azul.

Pero vuelve a un futbol que es conocido por él. No desconoce el miedo, ni las presiones, ni las acechanzas, ni las demandas, ni los desafíos. Fue clave, junto con el también extraviado Luis Romo, en la conquista del título de Cruz Azul para poner fin a 23 años de ayuno.

Rodríguez le dio a Cruz Azul el gol con el que ganó su primer título de liga en 23 años, en el Clausura 2021; antes había sido clave en la victoria del Santos en el Clausura 2018, pero en el último año su rendimiento se fue al piso con tres goles en el Apertura 2021 y uno en ocho partidos con el Al-Nassr.

América consuma una jugada maestra al firmarlo. Consiguen a un goleador comprobado, aunque no sobrevivió al éxito del título con Cruz Azul.

América tiene al mejor quinteto ofensivo del futbol mexicano: Diego Valdés, Pedro Aquino, Richard Sánchez, Álvaro Fidalgo y el Cabecita Rodríguez, que tendrán que ponerse en forma y readaptarse en la cancha.

Anoten en su agenda: el 20 de agosto, con América como dueño del Azteca y con Cabecita Rodríguez en su alineación, ante un Cruz Azul, que está viviendo cambios en el plantel, en la directiva y en el escudo, a quien le desaparecieron las nueve estrellas de su historia.

*Nota del editor: foto en portada: especial Internet*