Adiós La Volpe, querido y señalado…

Tal vez Hugo Sánchez lo hizo famoso como jugador con sus goles de chilena, pero Pep Guardiola lo encumbró como director técnico.

Corría el 1 de septiembre de 1982, cuando José López Portillo anunciaba en su último Informe de Gobierno que la nación atravesaba una crisis económica. Que el desplome de los precios del petróleo había provocado la caída. Ese mismo mes y año, Ricardo La Volpe se preparaba en su última aventura como portero del Oaxtepec.

Tras su despedida, La Volpe se forjó como director técnico, puesto que a la postre formaría una escuela gratuita y pública; que gestó una revolución de estrategia pura, un compendio de estilos y un menú interminable de formas desde lo práctico hasta lo exótico.

El argentino es uno de los técnicos más reconocidos en los últimos años del futbol mexicano, debido a su influencia en estrategas mexicanos y en el español Pep Guardiola, quien le aprendió la llamada “Salida Lavolpiana”, durante su etapa como jugador de Dorados de Sinaloa.

Guardiola, actual entrenador del Manchester City, y el que más dinero cobra, aprendió de Ricardo, quien en ese entonces dirigía la Selección Mexicana, la “Salida Lavolpiana” o la “Salida de Novios”, como la bautizó posteriormente el técnico catalán.

Irreverente, mordaz, adelantado, apasionado, intenso, intempestivo, genio, inventor, atrevido, polémico y a veces, un incomprendido, un señalado y eternamente criticado.

Casi 50 años ligados a las canchas. 49 para ser exactos desde su debut con Banfield en 1971. Como director técnico, casi cuatro décadas y un solo título con el Atlante. Desde Oaxtepec a quien salvó de un descenso hasta el Pyramids FC de Egipto, pasando por un histórico como Boca Juniors y una Copa del Mundo.

Nadie puede negar ese estilo ofensivo y atractivo que siempre buscó implementar. Inconfundible su esquema 5-3-2 que pasaba a un 3-5-2. Punta de lanza durante años con todo y la famosa "salida Lavolpiana" al momento de salir jugando desde terreno propio, la cual, le funcionó mejor con la Selección Mexicana durante su proceso de cuatro años rumbo a la Copa del Mundo de Alemania 2006.

La Volpe ha dicho adiós a los banquillos, en donde protagonizó diversos pasajes memorables por sus declaraciones, cábalas o hasta diferencias con diferentes personajes del medio futbolístico.

Sus controversias fueron de diversas índoles y con múltiples personajes, como: Las declaraciones contra Cuauhtémoc, por lo que el jugador le celebró en la cara y después decidió no llevarlo a la Copa del Mundo de Alemania 2006 y preferir a su yerno, Chiquis García a la justa o cómo olvidar el pleito con Hugo Sánchez por las críticas sobre su estilo de dirigir, pleito que venía desde que Hugol le anotó doble chilena al Bigotón.

Otras de sus polémicas fueron el uso de la corbata de dragón durante su gestión al frente de la Selección; fue acusado de acoso sexual por supuestas insinuaciones a la podóloga de Chivas; su cábala de no saludar a los técnicos rivales antes del partido; no pudo conseguir un punto con Boca Juniors en tres jornadas, resultado que le hubiera dado el título a los Xeneizes

La escuela de técnicos vinculada a Ricardo La Volpe tiene como estandartes a estrategas que en la actualidad no tienen trabajo, o que están a la espera de regresar al ruedo. Por ahora, solamente Miguel Herrera y Rafael Puente se han identificado con la forma de pensar y dirigir de La Volpe.

Además de entrenadores como Rubén Omar Romano, José Guadalupe Cruz, Daniel Guzmán, Sergio Bueno y Raúl Gutiérrez, mientras que Francisco Ramírez actualmente dirige el proyecto de Tepatitlán en la Liga Premier.

Nos puede gustar o no su personalidad, carácter, pero de lo que no debemos de tener duda, es que se trata de unos de los grandes entrenadores en la historia del futbol mexicano. El futbol mexicano tendrá que reconocerlo como un "loco", que formó, marcó y potenció a infinidad de futbolistas.

*Nota del editor: foto en portada: especial Internet*