Abolir el ascenso y descenso no es tan descabellado

Desde hace tiempo la idea de modificar la liga de Ascenso, y así desaparecer la figura del descenso en la Primera División del futbol mexicano, ha sido una posibilidad, sin embargo, ahora se volvió una realidad.

La crónica de una muerte anunciada del Ascenso MX esta apunto de terminar, sólo falta que la FEMEXFUT lo haga oficial, luego que los dueños de la Liga MX sometieron a votación la decisión, la cual arrojó un 7-5 a favor de desaparecer la división, para dar pie a la Liga de Desarrollo, objetando que no hay los suficientes inversores para poder tener franquicias de futbol que puedan subir a primera división.

La desaparición del Ascenso MX provoca “pros” y “contras” en el balompié nacional.

Entre las “contras” está que al menos el 70 por ciento de sus jugadores se queden sin trabajo, al ser mayores de 23 años, ya que La Liga de desarrollo solo permitirá utilizar hasta 5 jugadores mayores de 23 años.

En primera instancia pareciera un retroceso terrible, infame, porque se están cuidando intereses particulares, se están cuidando franquicias, se están cuidando negocios, se le quita a la Segunda División su razón de ser, no habría motivación en los equipos en esa categoría al no poder subir a Primera, se va a fomentar la mediocridad, porque los equipos de Liga MX no invertirán al tener segura su permanencia, su único foco serán las utilidades financieras y por último, se están afectando a los aficionados de los equipos de Segunda División.

La crítica a la FMF y a la Liga MX ha sido muy dura, hay que reconocer que el historial de sus decisiones no es muy positivo por lo que es obvio que se les cuestione.

Los “pros” son: Dará oportunidad a los equipos de la Liga MX de consolidarse sin tener que perder el foco en su crecimiento por estar involucrados en la lucha por no descender.

La Liga de Desarrollo tendrá como consecuencia eliminar el descenso por los próximos cinco años, esto bajo el objetivo de que se fortalezcan los proyectos deportivos.

A partir del punto de vista de negocios, la propuesta podría ser vista como acertada, pues puede contribuir al crecimiento económico de la liga. El no descenso va a ayudar a fortalecer a los equipos a que haya más inversión en infraestructura, porque para qué inviertes si te vas al descenso.

La inversión económica es relevante para los equipos, pues a partir de ello es que se mide el crecimiento de cada uno respecto a otros en el mundo y según el informe de la compañía inglesa dedicada al análisis financiero del futbol, Soccerex, cada año la Liga MX pierde posiciones entre los clubes más poderosos del mundo.

Sí revisamos, cuáles han sido los resultados de los 20 equipos que han ascendido a la Primera División en los últimos años tenemos: han habido 20 ascensos (hay algunos casos extraños que modifican un poco este número) desde la temporada 1999 – 2000.

Un total de 8 equipos de esos 20 ha descendido en su primer o segundo año en la Primera División, es decir, no han sido capaces de asentarse y crecer en la máxima categoría. Entre ellos se encuentran: Irapuato, San Luis, Indios, Dorados, Necaxa, Lobos BUAP, Querétaro. Es un porcentaje grande, representa 40% de los equipos que subieron. Las causas son múltiples pero en general apuntan a que la situación financiera de los equipos que ascienden no les permite reforzarse adecuadamente como para competir (tampoco ayuda el que se use el porcentaje en vez de los puntos totales).

Pero eso no es todo, algunos equipos desaparecieron prácticamente de inmediato. La Piedad sube pero se muda a Veracruz, Lobos BUAP compra su permanencia en Primera y se va a Juárez, San Luis se va a Chiapas, Irapuato es dado de baja.

No faltan tampoco los que venden la franquicia como el mencionado caso de Lobos BUAP. Querétaro desciende en 2013 pero compra una franquicia. Cafetaleros se gana el ascenso pero no cumple con las condiciones de infraestructura para jugar en Primera por lo que se queda en la división de ascenso.

El abolir el ascenso y descenso es un duro golpe contra varios intereses; sin importar que sean afectados los sueños de miles de aficionados de plazas del futbol mexicano, que sueñan con ascender, con tener un equipo algún día en la Primera División, pero si los directivos del futbol mexicano hacen un clon de la MLS, la liga de Estados Unidos, que está en pleno crecimiento, creo que la decisión no es tan descabellada.

*Nota del editor: Foto en portada: www.ascensomx.net*